Noticias

Tras el debate, los aliados de Trump elogian en público (pero se preocupan en privado)

Posted September 30, 2020 10:26 p.m. EDT

— (CNN) — La mañana después de un debate lleno de rencor que estuvo marcado por la negativa del presidente Donald Trump a condenar el supremacismo blanco, sus asesores ofrecieron efusivos elogios públicos incluso cuando algunos en privado temían que su actuación aleje a los votantes y otros –incluido el único republicano negro del Senado– le imploraron explícitamente que denunciara a los grupos que interpretaron sus comentarios como una aprobación tácita.

«Creo que se equivocó», dijo el senador Tim Scott, republicano por Carolina del Sur y partidario del presidente, a periodistas en el Capitolio.

«Creo que debería corregirlo», agregó Scott. «Si no lo corrige, supongo que no se equivocó», dijo.

Más tarde, Trump hizo un intento de aclaración y dijo a los periodistas en la Casa Blanca que nunca había oído hablar del grupo extremista Proud Boys, a quienes le dijo que «esperen» la noche anterior.

‘No sé quiénes son los Proud Boys’

¿Quiénes son los Proud Boys y en qué países existen? 2:08

«No sé quiénes son los Proud Boys», dijo al partir para un mitin de campaña en Minnesota. «Pero sean quienes sean, tienen que retirarse, dejar que las fuerzas del orden hagan su trabajo», agregó.

Pero presionado sobre si acepta el apoyo de los supremacistas blancos, Trump solo dijo: «Quiero ley y orden, es una parte muy importante de mi campaña».

Y continuó insistiendo en que fue su rival Joe Biden quien se negó a condenar la violencia. «El problema está en la izquierda», afirmó. Y declaró la victoria en un debate que incluso muchos de sus aliados más cercanos creen que salió mal.

Mientras los estadounidenses se despertaban aturdidos por un doloroso debate en el que el presidente acosó e interrumpió en el curso de un caótico espectáculo de 90 minutos, fue la negativa de Trump a condenar explícitamente a los grupos supremacistas blancos lo que emergió como la principal conclusión de la noche anterior.

Mientras que Trump, según su portavoz, estaba «de muy buen humor» después del debate y su campaña insistió en que «tuvo el mejor desempeño en un debate de la historia presidencial», otros alrededor del presidente parecían menos seguros.

Preocupaciones por el desempeño de Trump en el debate

Varios de los asesores del mandatario expresaron su preocupación de que parecía demasiado agresivo. Y dijeron que el estilo de debate que demostró el martes no fue la táctica discutida entre los asesores durante las sesiones preparatorias.

Algunos de los aliados del presidente dijeron el miércoles que creen falló completamente en una noche que era importante para su reelección.

LEE: ANÁLISIS | El peor momento de Trump en el primer debate presidencial (que probablemente te perdiste)

Trump había ensayado una respuesta sobre la cuestión de la raza con su equipo de debate en el caso probable de que se le hiciera una pregunta sobre las mortales protestas de 2017 en Charlottesville, Virginia, dijo una persona involucrada en la preparación. Pero cuando Wallace mencionó el incidente, Trump no usó la defensa que se le sugirió. Y perdió lo que la persona describió como una «oportunidad perfecta» porque la pregunta se parecía mucho a lo que se había discutido en privado.

En conversaciones con varias personas que trabajan para Trump, lo asesoran o lo apoyan, todos reconocieron que Trump fue demasiado agresivo, promocionó pocos de sus logros y probablemente desanimó a los votantes moderados que necesita desesperadamente para mejorar su posición.

Asesor dice que fue ‘un desastre’

Así fue el caótico debate entre Trump y Biden 5:45

En conversaciones privadas, la actuación de Trump fue descrita como desagradable, sin preparación y sin una línea de ataque contundente contra Biden, como hizo con Hillary Clinton en 2016.

«Un desastre», la llamó un asesor.

El desempeño dejó a los asesores luchando por encontrar formas de mejorar en el tramo final de la campaña a medida que se acaba el tiempo.

Una de las interpretaciones más benévola fue que el debate «no mueve la aguja para un lado o el otro», dijo un asesor, lo que beneficia a Biden, que es de lejos el líder en esta etapa de la carrera.

Entre algunos asesores ya ha comenzado la conversación sobre cómo comunicar un posible cambio en el enfoque de Trump para su próximo debate, un evento al estilo de un foro que tendrá lugar el 15 de octubre en Miami. Tanto la campaña de Trump como la de Biden afirmaron el martes por la noche que planeaban participar.

Un asesor dijo que Trump fue más efectivo cuando confrontó a Biden sobre su historial y le hizo preguntas.

«Haz más de eso», dijo el asesor de Trump.

La valoración de Trump sobre el debate

Trump dio indicios de que consideró su actuación brillante.

«Pensé que fue una gran noche», dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca. «Creo que los ratings fueron muy altos. Y fue bueno estar allí, me sentí muy cómodo y agradezco todas las buenas palabras», agregó.

El mandatario también culpó a Wallace, el presentador de Fox News que moderó el debate.

«Dos contra uno no fue sorprendente, pero (sí) divertido», escribió en Twitter, en uno de una serie de mensajes del día después en la que enmarcó la actuación de Biden como perdedora.

«Nadie quiere a Sleepy Joe (adormilado Joe) como líder, incluida la Izquierda Radical (¡a la que perdió anoche!)», escribió.

LEE: ANÁLISIS: en el caos del debate Trump-Biden, China y otros opositores a la democracia son los grandes ganadores

En sus mensajes, sin embargo, Trump no abordó el tema que causó cierta consternación incluso entre sus aliados: su negativa, cuando se le presionó, a lanzar una reprimenda explícita a los grupos nacionalistas blancos, incluidos los Proud Boys de extrema derecha.

«¿Proud Boys? Retrocedan y esperen», dijo Trump, dirigiendo la pregunta a lo que dice que es extremismo de izquierda: «Alguien tiene que hacer algo con antifa y la izquierda».

Esa respuesta resultó suficientemente vaga para aliados como Scott, quien lo animó a aclarar sus dichos.

«Ya envié mis comentarios al jefe de gabinete», dijo Scott cuando se le preguntó en el Capitolio si tenía la intención de manifestar sus preocupaciones al propio Trump. Scott dijo que el asesor principal de Trump Mark Meadows no tuvo una respuesta específica más allá de darle las gracias.

Otros en la órbita de Trump dijeron que debería actuar rápido para evitar más cobertura negativa.

Chris Christie: Trump debería aclarar su respuesta sobre los Proud Boys

Así se vive un acto de los Proud Boys 3:36

«La próxima oportunidad que el presidente tenga para aclarar esa respuesta –porque personas como tú y otros están confundidos por la misma– debería hacerlo», dijo el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie en ABC News. Christie estuvo entre el pequeño grupo de asesores que ayudaron a Trump a prepararse para el debate del martes.

Christie dijo momentos después de que terminó que Trump salió «demasiado acalorado». Y afirmó que su actuación no reflejaba el tipo de debate para el que él y otros asesores lo habían ayudado a prepararse en los días previos al encuentro.

En esas sesiones se dio prioridad a que la elección no fuera un referéndum sobre Trump y se convirtiera más en una elección entre él y Biden. Los asesores habían preparado al presidente con una larga lista de ejemplos para que los usara en su definición de Biden. Esto incluía declaraciones erróneas y discrepancias políticas con el exvicepresidente.

Si bien Trump usó algunos de esos ejemplos, su aparición quedó más definida por su comportamiento amargo y las interrupciones groseras, que llevaron en un momento a Wallace a gritarle que se callara.

Razones por las que Trump pierde apoyos

Trump ha insistido en que sus seguidores están encantados de verlo discutir con reporteros y rivales. Pero la agresividad es parte de las razones por la que ha perdido el apoyo entre bloques de votantes críticos, incluidas las mujeres de los suburbios y las personas mayores.

Otra razón, según las encuestas, son sus puntos de vista sobre la raza y su disposición a atrincherarse en la retórica y las políticas diseñadas para agravar las divisiones raciales. Su renuencia a condenar el supremacismo blanco el martes hizo poco para aliviar esas preocupaciones.

LEE: OPINIÓN | Primer debate presidencial de Donald Trump contra Joe Biden: ¿Quién ganó?

«Debería haber sido muy claro», dijo a la mañana siguiente el senador Mike Rounds, republicano de Dakota del Sur. «Y debería haber dejado muy claro que no hay lugar para la gente de la extrema izquierda, o de la extrema derecha, cuando se trata de antifa o de estos grupos supremacistas blancos. Debería haber sido muy claro», opinó.

Los asesores de Trump en la Casa Blanca insistieron en que el presidente fue claro al hablar sobre Proud Boys y otros grupos extremistas.

Las críticas a Chris Wallace

Peter Navarro, el belicoso asesor comercial del presidente, echó la culpa a Wallace.

«Creo que ese momento para mí subrayó lo pobre que fue Chris Wallace como moderador del debate», dijo Navarro durante una aparición en MSNBC.

«El presidente dijo que por supuesto, empezó a decir (que) por supuesto que denunciaría eso y Wallace lo interrumpió», dijo.

Sin embargo, Trump nunca regresó a su respuesta, dejando que su llamado a «retroceder y esperar» hable por sí mismo. Para los Proud Boys, la respuesta fue una reafirmación. Al menos una cuenta de redes sociales asociada con el grupo usó las palabras de Trump como parte de un nuevo logotipo.

Aun así, ni siquiera esa reacción ha provocado discusiones generalizadas dentro de la Casa Blanca sobre la posibilidad de emitir una declaración aclaratoria.

«No creo que haya nada que aclarar. Les ha dicho que retrocedan», dijo la directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Alyssa Farah, el miércoles por la mañana. Lo dijo sin mencionar el otro llamado de Trump para que «esperen».

Sarah Westwood de CNN contribuyó a este informe.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.