Noticias

Tensión en la Casa Blanca por el caso positivo de coronavirus de secretaria de Pence

Posted May 11, 2020 7:46 p.m. EDT

— (CNN) – Funcionarios del gobierno de Donald Trump pasaron el fin de semana moviéndose rápidamente mientras intentaban realizar el rastreo de contactos de Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence que dio positivo por coronavirus la semana pasada.

MIRA: Secretaria de prensa del vicepresidente Pence da positivo por coronavirus

Sin embargo, hasta este domingo aún no habían identificado cómo Miller contrajo el virus, lo que despertó preocupaciones dentro de la Casa Blanca acerca de la manera de contener el brote.

Algunos asistentes expresaron su inquietud sobre cómo sería el procedimiento este lunes, al no tener una mayor claridad frente al modo en que se había originado y propagado el virus. Un funcionario señaló que no estaba seguro de cuáles colegas se quedarían en casa. Algunos funcionarios que extendieron su contacto con Miller anunciaron que empezarían una cuarentena voluntaria, mientras que otros que también tuvieron un contacto similar con ella no lo hicieron.

Mientras tanto, los asistentes también intentan determinar quién entró en contacto con el militar de una unidad élite en la Casa Blanca que a su vez dio positivo la semana pasada. Parece que los contactos de ese oficial con otros miembros del personal del ala oeste eran limitados, pero sigue habiendo cierta preocupación entre los otros asistentes y trabajadores.

LEE: Uno de los ayudantes personales del presidente Trump dio positivo por coronavirus

Los principales asesores del presidente Donald Trump han sido evaluados por coronavirus repetidamente durante todo el fin de semana, y un viaje a Camp David fue suspendido, en parte, por las preocupaciones sobre coronavirus, según dijeron a CNN dos personas familiarizadas con la situación. Un funcionario señaló que el clima también fue un factor adicional para descartar el viaje. Una gran cantidad de funcionarios, incluido el presidente, estuvieron en Camp David con Miller el fin de semana anterior.

Durante conversaciones este fin de semana, Trump ha expresado su preocupación de que los asistentes que contraen coronavirus podrían afectar su mensaje de que el brote está disminuyendo y los estados deberían comenzar a reabrir, según una persona que habló con él.

Trump expresó su frustración por el hecho de que dos empleados de la Casa Blanca dieran positivo por coronavirus y preguntó por qué a sus asistentes no se les ordenó usar máscaras antes de esta semana, según la fuente.

El presidente cree que se producirá un repunte económico solo cuando los gobernadores decidan levantar las restricciones y le preocupa cualquier señal de que el virus puede resurgir.

Al mismo tiempo, le ha dicho a las personas que no quiere estar cerca de nadie que no haya sido examinado, y se ha molestado al entrar en contacto con algunas personas en la Casa Blanca.

Pence no planea entrar en cuarentena y estaría en la Casa Blanca este lunes, informó su oficina el domingo.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.