Noticias

OPINIÓN | Lo que todo estadounidense necesita saber sobre el supremacismo blanco

Posted July 21, 2020 6:38 p.m. EDT

— Nota del editor: W. Kamau Bell es un comediante y autor sociopolítico, presentador y productor ejecutivo de la serie original de CNN “United Shades of America”. Las opiniones expresadas aquí son suyas. Leer más opinión en CNNe.com/opinion

(CNN) — Cuando filmamos el estreno de la quinta temporada de “United Shades of America” en febrero, no teníamos idea de que covid-19, el asesinato de George Floyd y todas las protestas que siguieron harían que un episodio sobre el supremacismo blanca fuera aún más relevante.

Sé que algunos de ustedes al leer esto podrían preguntarse: “¿Qué tiene que ver covid-19 con el supremacismo blanca o la muerte de George Floyd? ¿Ya no hicieron un episodio sobre el supremacismo blanca? ¿El que están ustedes y el KKK?”.

Sí, me encontré con el KKK en el primer episodio de “United Shades” (gracias por refrescar mi memoria). Y si bien este episodio es, en muchos sentidos, la secuela, vamos más profundamente en el supremacismo blanca en Estados Unidos que el Ku Klux Klan.

Los que estudian el supremacismo blanca te dirán que pienses en ello como un iceberg. El KKK, los neonazis, el genocidio estadounidense de los nativos americanos, la esclavitud, el linchamiento, los grupos de odio, las cosas que la gente buena identificaría de inmediato como malas, son solo la punta más visible del iceberg.

Debajo de la superficie del agua es donde se encuentra la mayor parte del supremacismo blanca: las estructuras y sistemas que están en su lugar para mantener a los estadounidenses blancos en la cima y todas las demás razas y etnias debajo de ellos para proteger el status quo.

Esto incluye cosas cotidianas como la brutalidad policial; el legado de las leyes de Jim Crow que exigen la segregación; la manipulación; el impacto continuo en la exclusión financiera y la discriminación en la vivienda; la desigualdad económica de larga data; el encarcelamiento masivo; pedirle a los negros que expliquen cosas que podrías simplemente buscar en Google y mucho, mucho más.

La mayoría de estas estructuras e instituciones han estado en funcionamiento durante tanto tiempo que no tiene que suceder mucho para que sigan funcionando. Y si usted es un estadounidense blanco, no importa cuán rico o pobre sea, hay cosas de las que se beneficia solo por ser blanco.

Esto puede ser tan simple como sentirse siempre como un individuo con necesidades individuales, algo que es reforzado por nuestros medios; los blancos pueden encender la televisión y ver a los blancos en todos los niveles de la sociedad. Lo más importante es que puedes vivir en una tierra que todavía está abrumadoramente dirigida por personas blancas, ya sea en las oficinas políticas más altas o en las oficinas corporativas más poderosas.

Pero muchos de ustedes no se dan cuenta de cómo les beneficia esa ventaja: es un recordatorio constante de que el país donde viven los valora a ustedes y a las personas que se parecen a ustedes.

Eres como yo cuando era estudiante de segundo año en la escuela secundaria. Era alto, más de 1.80 metros. Pero el problema era que todavía no me daba cuenta de que era alto.

Mi mamá hacía una pregunta como: “¿Dónde pusiste la sal?” Yo diría: “La puse en alguna parte”. Mi mamá de 1.65 metros miraba alrededor de la cocina y finalmente veía la sal que se asomaba desde la parte superior del refrigerador, y ella decía: “¿Cómo el refrigerador lo va a bajar de su parte superior?” Yo diría: “Para mí, eso es abajo”.

No me di cuenta de que mi perspectiva del mundo no era la única. No me di cuenta de que si caminaba por nuestro departamento como si fuera el único que necesitaba alcanzar cosas, le estaría haciendo más difícil a mi madre y su capacidad de vivir su vida y alcanzar la sal.

Por suerte para mí, mi madre no toleró eso, así que aprendí. Y he aprendido de ella que si vas a explicar el supremacismo blanco, debes dividirla en pedazos pequeños. Piénselo de esta manera: los miembros del KKK son supremacistas blancos, pero 44 de los 45 presidentes fueron hombres blancos en una tierra originalmente 100% nativa americana, es un sistema de supremacismo blanco.

Y no solo estamos hablando de grandes sistemas de energía. Piensa en todo lo que está sucediendo en el mundo ahora mismo.

A raíz de covid-19, algunos de ustedes se preguntan por qué las personas negras se han visto afectadas por el coronavirus en una tasa más alta. Las comunidades negras generalmente tienen una peor calidad del aire, a pesar de contribuir menos al problema de la contaminación del aire que los estadounidenses blancos. Esto se ha relacionado con problemas crónicos de salud y respiratorios, combinado con un menor acceso a la atención médica y a alimentos saludables. Agregue una pandemia además de eso, nada los va a golpear más fuerte.

O tal vez, a raíz de las protestas en todo el país, usted es una persona blanca que finalmente comprende por qué mucha gente negra siente que es necesario declarar Black Lives Matter (las vidas negras importan). Y si entiende eso sin sentirse amenazado o queriendo decir: “Allll Liiiiiiiives Maaaaaatter”, entonces acaba de deshacerse de uno (y solo uno) de los grilletes de la supremacismo blanco.

Eso se debe a que una gran parte de la supremacismo blano trata de educar a los blancos para que piensen que si el mundo no tiene sentido para ellos, eso significa que hay algo mal en el mundo, y no algo mal con la lente que están mirando.

Obviamente con un tema tan extenso, podríamos haber justificado filmar este episodio en cualquier lugar de Estados Unidos. Pero gran parte se grabó en Pittsburgh y sus alrededores, precisamente porque la mayoría de nosotros no pensaríamos en Pittsburgh al hablar de supremacismo blanca.

Pittsburgh es una paradoja. Está en muchas listas por ser un excelente lugar para vivir y por ser uno de los lugares más liberales de Estados Unidos, pero también se ubica como el peor lugar para vivir para los negros.

No lo habría adivinado pero tiene sentido; las dos veces que estuve allí, mis “Black Spidey Senses” se dispararon. Tal vez fue toda la nueva construcción la que grita gentrificación, lo que generalmente significa que los negros fueron expulsados. O tal vez fue la estatua que vi del compositor Stephen Foster que tenía a un hombre negro sin nombre sentado a sus pies. (El monumento fue derribado en 2018, mucho antes de que quitar estatuas fuera genial).

Una vez que se investiga, se ve que es aún peor de lo que se pensaba. Pittsburgh, una ciudad que se jacta de ser un centro tecnológico, tiene una tasa de mortalidad infantil que es más de 6 veces mayor para los bebés negros que para los bebés blancos.

Y tener una narrativa de ser seguro y habitable no hace que Pittsburgh sea inmune a los actos de odio. El tiroteo de 2018 en la sinagoga del Árbol de la Vida en el barrio Squirrel Hill de la ciudad es el ataque más mortífero contra los judíos en la historia de Estados Unidos. En Pittsburgh, al igual que en el resto de Estados Unidos, la historia y la estructura del supremacismo blanco nos tienen a todos viviendo en una de 2 realidades totalmente separadas.

Este episodio de “United Shades” no estaría completo sin una reunión con la única persona que sintió que podía hacerlo mejor que mi padre cuando apareció en la tercera temporada para hablar sobre la vida en Alabama: mi madre, Janet Cheatham Bell. (Su respuesta a mi pedido de que ella esté en el episodio: “¡Finalmente!”.)

Como ella dice, el supremacismo blanco y el racismo son fundamentales para la cultura estadounidense, pero hasta hace poco, eran inaceptables como temas de público sincero o examen político. Y el hecho de que eso esté cambiando le da esperanza.

“En realidad estoy animada por lo que está sucediendo ahora”, dijo mi madre. “Por primera vez en mi vida, el supremacismo blanco y el racismo que engendra están siendo discutidos regularmente y públicamente por personas que no son de ascendencia negra… nosotros, extraños, y nuestros aliados entre los privilegiados están reconociendo que si nos mantenemos unidos, somos una fuerza poderosa. Y se trata de conocer nuestro poder”.

Todo este trabajo que hago vino de crecer en su casa y verla confrontar al supremacismo blanco todos los días como una mujer negra soltera en Estados Unidos. Cuando comencé a hacer comedias stand-up solo quería ser un comediante divertido, pero de alguna manera terminé en el negocio familiar. Supuse que era hora de que supieras de ella.

Y debido a que este es un tema tan complicado con tentáculos en todos los rincones de la sociedad estadounidense, sin mencionar en todo el mundo, este estreno es el primer episodio extendido de “United Shades of America”.

Cuando el objetivo es desmantelar el supremacismo blanco, se necesita más de una hora.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.