Noticias

OPINIÓN | Con el comentario de los ‘maridos’, Trump selló su destino con las mujeres

Posted October 29, 2020 7:12 a.m. EDT

— Nota del editor: Kara Alaimo, profesora asociada de relaciones públicas en la Universidad de Hofstra, es la autora de «Pitch, Tweet or Engage on the Street: How to Practice Global Public Relations and Strategic Communication». Fue portavoz de asuntos internacionales en el Departamento del Tesoro durante la administración de Obama. Síguela en Twitter @karaalaimo. Las opiniones expresadas en esta columna son únicamente las de la autora. Ver más opinión en CNN.

(CNN) — Cuando el presidente Donald Trump pidió el apoyo de las mujeres de los suburbios en un mitin de Michigan el martes por la noche (en medio de una pandemia y una crisis económica que ha provocado un éxodo masivo de las mujeres de la fuerza laboral), argumentó que merecía sus votos porque «vamos a hacer que sus maridos vuelvan a trabajar».

Las implicaciones aquí –que él cree que todas las mujeres tienen o deberían tener maridos y que los lugares de trabajo son competencia de los hombres– son tan sexistas y anticuadas que probablemente alarmarán a las mujeres estadounidenses que se han acostumbrado durante mucho tiempo al trato inadecuado de su comandante en jefe.

Antes de este mitin, las mujeres ya estaban huyendo de Trump: en las encuestas preelectorales de CNN, el apoyo de Biden entre las mujeres blancas (las que Trump claramente busca cuando dice «suburbanas») es 18 puntos más alto que el de Hillary Clinton cuando se postuló contra Trump hace cuatro años. Pero, con estos últimos comentarios, el presidente probablemente ha puesto el último clavo en sus propias posibilidades de reelección entre muchas mujeres votantes.

Antes del martes, habría sido difícil imaginar cómo Trump podría haber ofendido a las mujeres más de lo que ya lo ha hecho. El presidente, por supuesto, ha sido acusado de conducta sexual inapropiada por más de dos docenas de mujeres (acusaciones que él niega) y ha sido capturado en una cinta presumiendo que puede salirse con la suya en el asalto sexual.

Con frecuencia ha despreciado y degradado a las mujeres, incluida su propia hija, al hablar de sus apariencias en lugar de sus logros y de llamarlas con nombres ofensivos. Pero anteriormente, cuando llamó «desagradables» a las mujeres prominentes, por ejemplo, yo argumenté que era un misógino pero no necesariamente un sexista. El martes por la noche, Trump dejó en claro que es ambos.

Un hombre que es un misógino, según la filósofa de Cornell Kate Manne, castiga a las mujeres que no hacen lo que él quiere. El comportamiento de Trump ha hecho evidente durante mucho tiempo que encaja en esta cuenta. Mientras tanto, un sexista, dice Manne, cree que los hombres son mejores que las mujeres en cosas como negocios o deportes.

Antes de los comentarios del martes, no estaba del todo claro que Trump fuera sexista; puso a algunas mujeres en posiciones poderosas en su administración y en la Organización Trump. Pero al apelar a las mujeres de los suburbios para que lo apoyen porque está ayudando a sus maridos, Trump sugirió que cree que el lugar de trabajo es el dominio propio de los hombres. Este es el sexismo de los libros de texto.

LEE: ANÁLISIS | Trump apostó contra la ciencia y los votantes están emitiendo sus juicios

Por supuesto, la suposición de Trump de que todas las mujeres tienen, o deberían tener, esposos también es terriblemente retrógrada y ofensiva y es casi seguro que resultará desagradable para las mujeres solteras (entre otras). Las mujeres solteras son más de una cuarta parte de la población del país, según el Women’s Voices Women Vote Action Fund.

Su sexismo no es ni siquiera la más asombrosa de las implicaciones de estos comentarios ofensivos; eso se reserva por lo divorciadas que están de la realidad por la que realmente están pasando las mujeres estadounidenses. Trump dice que está cuidando a los maridos, pero son las mujeres las que necesitan ayuda para volver al trabajo: más de 800.000 de los 1,1 millones de personas que dejaron la fuerza laboral entre agosto y septiembre eran mujeres, según el Centro Nacional de Leyes de la Mujer.

Esto no es sorprendente, ya que la pérdida de puestos de trabajo se ha concentrado especialmente en sectores donde hay más mujeres, según el Fondo Monetario Internacional, mientras que las madres también han estado asumiendo de manera desproporcionada la carga imposible de tratar de hacer malabarismos con el trabajo, el cuidado de los niños y la educación en el hogar mientras sus hijos han estado en casa durante la pandemia. Por supuesto, estas brechas en el currículum serán devastadoras para las carreras de las mujeres que han perdido o abandonado sus trabajos. Según un estudio de 2020, los estadounidenses con la mayor cantidad de brechas laborales ganan salarios que son un 40% más bajos en el futuro.

Pero el éxodo de tantas mujeres del lugar de trabajo también será terrible para el país en general, porque privará a muchas organizaciones de los bien establecidos beneficios del liderazgo y la influencia de las mujeres. Las empresas con más mujeres y diversidad cultural tienen resultados financieros significativamente mejores, según la consultora McKinsey & Company. Pero por lo general no es suficiente tener solo una o dos mujeres. Los estudios encuentran consistentemente que las mujeres deben constituir al menos el 20-30% de una institución antes de que realmente den forma a los resultados. La salida masiva de mujeres podría privar a las organizaciones de esta masa crítica, lo que dificultará aún más la recuperación de nuestra economía. Es asombroso que un presidente que dice ser un hombre de negocios exitoso no reconozca esto.

Sin embargo, aunque es posible que Trump no comprenda que la forma de ayudar a las mujeres que luchan, y su campaña fracasada, no se centra en los hombres, sus comentarios sí ayudan a las mujeres a entender al presidente aún mejor. Sugieren que él piensa que son los hombres los que pertenecen al lugar de trabajo y que todas las mujeres están o deberían estar casadas. Sospecho que las mujeres responderán el martes poniendo a Trump en el lugar que le corresponde y votándolo fuera de su cargo.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.