Noticias

Mario Abdo Benítez, presidente electo de Paraguay, en exclusiva: Me han atacado por mi pasado

Posted April 24, 2018 8:31 p.m. EDT

(CNN Español) – A unos cuantos días de haber ganado las elecciones presidenciales en Paraguay, Mario Abdo Benítez conversó en exclusiva con CNN en Español. El nuevo mandatario habló de su pasado y el de su familia, la reforma que planea para la justicia, sus prioridades económicas, los recientes comicios e incluso de Venezuela.

Conocido en su país como 'Marito', llegó a la presidencia de la mano del Partido Colorado: obtuvo el 46,47% de los votos. Durante el diálogo, el nuevo mandatario reconoció que creía que iba a conseguir un margen superior al 3,7% que le sacó a su principal contendor, Hugo Velázquez.

"Estábamos con datos más cercanos a una diferencia mayor. Esa es la realidad. Es una sorpresa nosotros creíamos que íbamos a tener un mayor margen en el resultado electoral, pero de hecho también es algo significativo para nosotros porque año tras año el coloradismo viene siendo minoría en términos de la sumatoria de los proyectos alternativos al coloradismo", explicó el mandatario.

El pasado

De 46 años, el nuevo presidente es hijo de Mario Abdo Benítez, quien fuera secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, que gobernó Paraguay durante 35 años. Cuando se le preguntó sobre este hecho y si lo había afectado electoralmente, Benítez respondió que desde que empezó su militancia política "ese fue el eje del ataque hacia mi persona: el pasado. Yo era mi joven en esa época y construí una identidad política propia, me gané credenciales democráticas en mi lucha en la defensa de la democracia, de la institucionalidad, en todo este tiempo que construí mi itinerario político", sostuvo. E insistió en que siente que se trata de "un ataque sin mucho argumento, por eso creo que no me ha perjudicado electoralmente".

Con respecto a la relación con su papá y lo que ha hablado con él sobre la dictadura de Stroessner, Benítez aclaró que "él cumplía una función diferente, no estaba dentro de la política del organismo de seguridad, el cumplía una tarea diferente en el régimen de Stroessner". Sin embargo, sostuvo, que  "como un joven rebelde siempre fui un crítico y cuestionador. Inclusive le decía que para mí fueron uno de los errores innecesarios de esa etapa histórica del Paraguay, obviamente, ¿quién puede reivindicar abusos de los derechos humanos? Nadie. Cuestioné porque consideraba que fueron errores históricos que se cometieron en ese tiempo de gobierno".

¿Impulsará la relección?

Benítez sostuvo que uno de sus objetivos es "despolitizar la justicia". Y para eso, aseguró, "tenemos que hacer reformas estructurales pero también reforma de hombres, porque en la Constitución actual el problema no es la redacción de la Constitución, es la falta de moral de quienes administran la justicia".

Sobre la reelección, una figura que no está permitida en Paraguay, el nuevo presidente explicó que siempre se ha opuesto a eso. Sin embargo, dejó la puerta abierta a una posible reforma constitucional, "con un consenso mínimo previo", que podría incluir la figura de que los presidentes tengan más de un mandato. Eso sí, sostuvo que él no sería beneficiario de la medida.

"Voy a ver una vez culminado este proceso electoral, que todavía falta iniciar un diálogo con los demás partidos políticos sobre la necesidad de hablar de una reforma constitucional, que a lo mejor lo podemos hacer al inicio de 2019 con consenso mínimo previo, dentro de esos consensos puede estar la figura de la reelección", dijo el mandatario. Y añadió: "Pero el que convoca –para que tenga autoridad política y moral de pedirle al resto de la fuerza política inspirémonos en el patriotismo y en el desarrollo de la nación y no defendamos intereses personales–, quien convoca tiene que dar el ejemplo. Entonces mi compromiso con la ciudadanía es que (...) yo no puedo ser beneficiado de manera directa de ninguna modificación".

La economía

Frente al tema económico, el presidente electo sostuvo que su intención es consolidar el crecimiento del país. Por eso, indicó, la inversión continuará enfocada en la infraestructura, pero no será lo único: también quiere replantear la gestión pública para beneficiar a la salud y la educación.

“Vamos a seguir invirtiendo fuertemente en obras de infraestructura que es el motor del crecimiento económico que tiene Paraguay, reformulando la configuración en la gestión pública también para impactar en gestión que genera impacto sobre el índice de desarrollo humano. Vamos a invertir tanto en infraestructura como también en educación y salud”, sostuvo.

Lo anterior porque, como explicó, “un crecimiento de la economía que no genere reducción de la pobreza y la reducción del desempleo no es suficiente para el Paraguay”. En ese sentido, insistió en que es necesario continuar fortaleciendo el crecimiento que el país ha experimentado en la última década.

“Paraguay viene creciendo de manera constante en los últimos 10 años. Tenemos un crecimiento promedio del 3,7%. A pesar de la crisis regional, Paraguay supo construir políticas públicas adecuadas, blindar de los vaivenes políticos tradicionales las políticas económicas, eso nos permitió la construcción de institucionalidad en la construcción de políticas económicas a largo plazo y hemos consolidado una macroeconomía estable”.

La relación cin Venezuela

Benítez adelantó que su posición frente a Venezuela y al gobierno de Nicolás Maduro será tanto respetuosa como crítica. "Nosotros creemos que estamos siempre muy solidarios con el pueblo venezolano. Venezuela durante gran parte de su historia fue el faro que alumbraba la democracia en América Latina y queremos que recupere ese compromiso con la democracia, con la libertad y con la institucionalidad. Es un gran pueblo con un enorme potencial, pero que tiene que recuperar esa senda democrática", explicó.

Propietario de dos empresas proveedoras del Estado, Benítez incursionó en política en 2004 y dos años después, junto con el nieto del dictador, fundó el movimiento Paz y Progreso, un eslogan de la dictadura stronista.

Crítico del presidente Cartes, Benítez fue elegido senador en 2013 y, en marzo de este año, renunció a su banca para dedicarse de lleno a su candidatura.

Mira la entrevista completa