Noticias

La masacre de Las Vegas fue meticulosamente planeada: el atacante disparó durante 9 a 11 minutos

Posted October 4, 2017 9:49 a.m. EDT

(CNN) - Unos 10 minutos de disparos fueron suficientes para que Stephen Paddock llevara a cabo el tiroteo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos.

Desde su posición en un hotel de Las Vegas, Paddock disparó una descarga de balas a 22.000 espectadores que disfrutaban de un festival de música country. Lo logró gracias a lo que parece ser una planificación meticulosa.

1 de 13

2 de 13

| Un hombre cubre a una mujer con su cuerpo, protegiéndola de los disparos, mientras otras personas huyen del lugar del festival. Becker reportó que más tarde se levantaron y huyeron.

3 de 13

| Un grupo de oficiales de Policía toma posición afuera del hotel Mandala Bay, ubicado justo en frente de la calle donde se realizaba el concierto. Según las autoridades, el atacante disparó contra la multitud desde el piso 32 del hotel.

4 de 13

| La gente corre lejos del lugar del festival. “Apenas vi que las personas empezaron a huir, salí del lugar y vi a mucha gente entrando en pánico y corriendo hacia la salida que estaba justo al lado de la carpa de los medios de comunicación”, narró Becker. “Tomé mi cámara, volví al lugar y encontré un sitio donde podía ver lo que estaba pasando sin obstaculizar el camino de las personas. Así que me paré encima de una mesa y comencé a tomar fotos, mientras pensaba que esto no estaba ocurriendo realmente, que sólo eran los altavoces estallando con el sonido”, agregó.

5 de 13

| Personas en el suelo, después de que el atacante comenzó a disparar. “Estaba tan oscuro que no podía ver realmente lo que estaba pasando”, explicó Becker. “Había mucha gente llorando, hablando por celular y agachándose para cubrirse. A medida que la multitud se esfumaba, pude acercarme y tratar de ver lo que estaba pasando, así como tomar otras imágenes”.

6 de 13

| Un grupo de personas se reúne alrededor de una víctima, afuera de la zona donde se realizaba el festival.

7 de 13

| Algunos asistentes al concierto ayudan a una persona herida en el lugar. “He hecho este trabajo por muchos años y es instintivo primero tomar las fotos y después hacer las preguntas”, afirmó Becker. “Probablemente, parece irracional fotografiar para una portada a las personas que están corriendo, pero esa es la segunda naturaleza de cualquier reportero gráfico”, insistió.

8 de 13

| Un hombre hace una llamada, mientras las personas huyen del lugar del festival.

9 de 13

| Algunas personas se cubren dentro del festival.

10 de 13

| Un sombrero de vaquero permanece en el suelo, tras el tiroteo.

11 de 13

| Un hombre en una silla de ruedas recibe ayuda para evacuar la escena del crimen.

12 de 13

| Los asistentes se encontraban en el Festival Route 91 Harvest, un evento de música country de tres días. Jason Aldean estaba en el escenario cuando empezó el ataque.

13 de 13

| Las ventanas rotas del hotel Mandala Bay en la mañana de este lunes. El atacante estaba disparando desde el piso 32, según la Policía. “Cuando me detengo a pensar un momento, es difícil comprender lo que viví”, confesó Becker. “Yo estaba en piloto automático, simplemente haciendo mi trabajo y capturando lo que estaba pasando, algo que creo es importante. Las imágenes impactantes como estas cuentan una historia. Llevan a que las personas lo piensen dos veces antes de hacer algo así, también mueven a los gobiernos a cambiar las políticas para prevenir que actos tan horribles como este vuelvan a ocurrir”, concluyó.

Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva)Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)Haz clic aquí para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)

El tirador había entrado en una habitación de hotel con una vista del festival de música, provisto con un arsenal armas allí. Además, instaló cámaras dentro de su suite de hotel y en el pasillo.

La primera ráfaga de disparos fue este domingo a las 10:08 p.m. hora local y no se detuvieron si no hasta las 10:19 pm, dijo el subcomisario Kevin McMahill del condado de Clark este martes. Dijo que el tiroteo duró de nueve a once minutos.

MIRA: Vive frente al Mandalay Bay y así vio la masacre en Las Vegas

La masacre dejó 58 muertos y otras 500 personas resultaron heridas por disparos de bala.

Nadie sabe por qué Paddock lo hizo.

Pero las autoridades esperan obtener pistas de su novia, Marilou Danley, que regresó a Estados Unidos este martes por la noche desde Filipinas. Ella está siendo acompañada por el FBI en Los Ángeles, donde la policía planea interrogarla, dijo una fuente policial a CNN.

La policía cree que Paddock actuó solo.

Tenía un arsenal de armas y había modificado 12 de sus armas de fuego para que dispararan más rápido, de acuerdo con la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

LEE: Stephen Paddock: lo que sabemos sobre el atacante de Las Vegas

El tirador también tenía cámaras instaladas dentro y fuera de la suite. La policía no sabe si los dispositivos estaban transmitiendo -el FBI está investigando- pero el sheriff del condado de Clark dijo a periodistas que piensa que Paddock podría haberlas usado para vigilar a la gente que se acercara a su habitación. Una cámara estaba dirigida a la mirilla de la puerta de la suite.

La lluvia de disparos se detuvo cuando los guardias de seguridad se acercaron a la habitación del hotel Mandalay Bay de Paddock, dijo McMahill. Paddock se giró hacia la puerta y disparó, hiriendo a un guardia de seguridad que se acercaba.

MIRA: Masacre en Las Vegas: ¿ayudará a la regularización de las armas?

El guardia de seguridad fue "muy heroico" y proporcionó a la policía información sobre la ubicación del tirador, dijo McMahill. Cuando los agenes entraron en la habitación del hotel, encontraron a Paddock muerto. Las autoridades creen que se suicidó.