Noticias

La jueza Ruth Bader Ginsburg está ‘en casa y bien’ después de ser hospitalizada, según la Corte Suprema de EE.UU.

Posted November 24, 2019 1:12 p.m. EST

— (CNN) — La jueza Ruth Bader Ginsburg fue dada de alta del hospital y está en su casa después de haber experimentado escalofríos y fiebre, anunció el domingo la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Ella está en casa y está bien”, dijo una portavoz de la corte.

Ginsburg, de 86 años, fue evaluada inicialmente en el Hospital Sibley Memorial en Washington antes de ser transferida al Hospital Johns Hopkins en Baltimore el viernes por la noche para el tratamiento de cualquier posible infección. La Corte Suprema dijo el sábado que los síntomas de Ginsburg habían disminuido después de recibir antibióticos y líquidos por vía intravenosa.

Su visita al hospital se produjo pocos días después de que Ginsburg regresara al estrado luego de perderse un día en la corte debido a un problema estomacal. El viernes, Ginsburg había participado en la conferencia regular a puerta cerrada con otros jueces, según una portavoz de la corte.

Cuatro veces sobreviviente de cáncer, Ginsburg ha tenido una larga historia de problemas médicos. En agosto, fue tratada por cáncer de páncreas, y el año pasado, casi dos meses antes de someterse a una cirugía para extirpar los nódulos cancerosos, la jueza liberal recibió tratamiento por tres costillas que se fracturó durante una caída en su oficina.

La salud de Ginsburg se ha convertido en un problema recurrente a medida que el tribunal lidia con casos de gran alcance que pueden transformar las leyes en Estados Unidos. Desde que asumió el cargo, el presidente Donald Trump ha hecho dos nombramientos, Neil Gorsuch en 2017 y Brett Kavanaugh en 2018, profundizando la inclinación conservadora.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.