Noticias

La economía de EE.UU. probablemente creció a una velocidad récord en el tercer trimestre. Pero la crisis no terminó

Posted October 28, 2020 8:47 p.m. EDT

— (CNN Business) — La economía estadounidense comenzó a recuperarse durante los meses de verano de los cierres por la pandemia. Eso es seguro. Pero hasta el jueves no se sabrá qué tan grande fue este repunte y qué tan lejos estamos de la normalidad prepandémica. Ese día se conocerán los resultados del PIB del tercer trimestre en EE.UU.Apenas cinco días antes de las elecciones presidenciales, la Oficina de Análisis Económico informará sobre el Producto Interno Bruto de Estados Unidos, el indicador más amplio de la actividad económica.

Lo que esperan los economistas del PIB de EE.UU.

Los economistas encuestados por Refinitiv esperan que la economía se haya expandido alrededor de un 7% —cifra ajustada a las particularidades estacionales— entre julio y septiembre en comparación con los tres meses anteriores. Eso sería un gran aumento con respecto al segundo trimestre, cuando la economía se contrajo un 9% ajustado estacionalmente.

El Gobierno normalmente mide las ganancias y pérdidas trimestrales del PIB sobre una base anualizada, que asume que la tasa de crecimiento trimestral continúa durante todo un año. En tiempos normales, este enfoque facilita la comparación del desempeño económico a lo largo del tiempo. Pero durante una crisis que se mueve rápido como la pandemia de coronavirus, hace que las cosas sean un poco más confusas.

Sobre una base anualizada y ajustada estacionalmente, los economistas esperan un salto del 31% en el tercer trimestre. Ese sería el mayor aumento desde que el Gobierno comenzó a dar seguimiento a las cifras trimestrales del PIB en 1947. Y llegaría después de las enormes pérdidas del segundo trimestre, cuando el PIB colapsó a una tasa anualizada y ajustada estacionalmente del 31,4%, la mayor caída registrada.

No significa que la economía esté fuera de peligro

El repunte parcial es una señal de mejora, pero los economistas advierten que no es tan impresionante como puede parecer.

«La enorme contracción del PIB en el segundo trimestre significa que cualquier crecimiento en el tercer trimestre proviene de una base de PIB significativamente menor», dijo Josh Bivens, director de investigación del Instituto de Política Económica.

Por tanto, el salto que veremos en los datos del jueves no significa que la economía esté fuera de peligro todavía, ni siquiera cerca de eso. Si los pronósticos son correctos, la actividad económica estaría alrededor de US$ 747.000 millones por año por debajo de su pico anterior. Esto significa que la recuperación está lejos de completarse.

La economía de Estados Unidos entró en recesión en la primera mitad del año.

La Oficina Nacional de Investigación Económica define una recesión como un período entre el pico de actividad económica y el punto más bajo. En este punto, no podemos estar seguros de haber salido de una recesión por el momento. Las primeras señales apuntan a una ralentización en la actividad económica este trimestre. Y a medida que los casos de covid-19 vuelven a aumentar en todo Estados Unidos, un segundo cierre, y una recesión más profunda, están dentro de lo posible.

Si la recesión ya hubiera terminado efectivamente, la caída por la pandemia habría sido mucho más corta que la recesión promedio, que duró aproximadamente 12 meses en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. Pero esta fue mucho más profunda, dijo Douglas Porter, economista jefe de BMO Financial Group.

El mercado laboral

De cualquier manera, la crisis económica no ha terminado, incluso si los datos del jueves muestran un salto en la actividad económica.

«El enorme crecimiento del PIB que indicará es un crecimiento a partir de un nivel severamente deprimido por el primer cierre de gran parte de la economía de Estados Unidos. La medida en sí misma no tiene significado», dijo Daniel Alpert, investigador principal y profesor adjunto de Macroeconomía en la Facultad de Derecho de Cornell.

La economía todavía se encuentra en un estado mucho peor que a principios de año. Millones de personas siguen desempleadas y dependen de los subsidios del Gobierno para llegar a fin de mes. Los empleadores solo han vuelto a sumar la mitad de los 22 millones de empleos perdidos en marzo y abril.

«En el mundo real, el PIB es un concepto bastante abstracto. Los trabajos y los cheques de pago no lo son», dijo Bivens.

El mes pasado, un número inesperadamente alto de mujeres abandonó la fuerza laboral. Expertos creen que esto se debe a las responsabilidades del cuidado de los niños, ya que las escuelas aún no están completamente en funcionamiento debido a la pandemia.

Industrias como la de los viajes y la hostelería continúan luchando mientras la gente se queda más en casa y las restricciones por el covid-19 impiden el funcionamiento normal. Además de todo eso, el virus todavía se está propagando.

Hay economistas que están cada vez más preocupados sobre si el repunte continuará en los últimos tres meses del año, dado que el Congreso no ha podido acordar otro paquete de estímulo para volver a encaminar la economía.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.