Noticias

‘Es frustrante’: miles de migrantes esperan en México por respuestas de la administración de Biden

Posted January 29, 2021 6:39 a.m. EST

— (CNN) — En el lapso de un año y medio, una pareja cubana que vive en la frontera entre Estados Unidos y México fue amenazada repetidamente, atacada y perdió a un bebé después de ser agredida, mientras esperaban su próxima cita en la corte de inmigración en Estados Unidos bajo una política de la era Trump.

Ha habido una transición presidencial desde que llegaron por primera vez a Juárez, México, para solicitar asilo en Estados Unidos, pero sus vidas siguen siendo las mismas.

«Tengo candados en la puerta. Estoy amenazado», dijo uno de los cubanos, un joven de 30 años que accedió a compartir su experiencia con la condición de que CNN no usara su nombre. «No se puede imaginar el estado en el que nos encontramos. Es algo muy difícil». Las Americas Immigrant Advocacy Center, un grupo que representa a personas en el programa «Permanecer en México», puso a CNN en contacto con el migrante.

La administración de Biden actuó rápidamente para comenzar a desmantelar las políticas de inmigración del expresidente Donald Trump. Pero la avalancha de anuncios en las primeras horas de la presidencia de Joe Biden no cambiará de inmediato la situación a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, donde miles de personas esperan en condiciones desesperadas para refugiarse en Estados Unidos.

Los funcionarios de la Casa Blanca han advertido que cualquier cambio de política tomará tiempo en implementarse, en parte como resultado de los desafíos que surgen en el procesamiento de personas en la frontera en medio de la pandemia de coronavirus.

«Estas políticas de Trump están vivas en la frontera… es frustrante», dijo Linda Rivas, abogada de inmigración y directora del centro Las Americas. «Realmente pesa sobre las personas, pesa sobre sus almas. Lo que vimos pasar a nuestros clientes es lo opuesto a la dignidad».

MIRA: Biden ha presentado el proyecto de ley de inmigración más ambicioso y progresista desde 1986, según abogado

Bajo Trump, los migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo que buscaban asilo en la frontera entre Estados Unidos y México se vieron obligados a permanecer en México hasta sus audiencias en la corte de inmigración en Estados Unidos.

Eso significó esperar meses, si no años, en condiciones deplorables y bajo la amenaza de extorsión, agresión sexual y secuestro. Los migrantes pueden identificarse fácilmente en función de su acento o vestimenta y, como resultado, son presa de pandillas y autoridades corruptas, entre otros.

Si bien es difícil saber exactamente cuántas personas están esperando ser admitidas a lo largo de la frontera sur, hay más de 22.700 casos pendientes en los tribunales que escuchan estos casos a lo largo de la frontera, según el Centro Robert Strauss de Seguridad y Derecho Internacional de la Universidad de Texas en Austin, que publicó un informe sobre el programa.

La pareja cubana, marido y mujer, llegó a la frontera de Estados Unidos en julio de 2019 después de huir de la persecución política en su país de origen. La pareja finalmente estuvo sujeta a la política y tuvo que esperar en México mientras su caso avanza en los tribunales de inmigración de Estados Unidos. En febrero pasado, la mujer, de 27 años, fue agredida mientras estaba embarazada y perdió al bebé, según su esposo.

Sus abogados han intentado sacar a la pareja del programa para que puedan esperar su fecha ante la corte en Estados Unidos, dadas las circunstancias, pero la pareja ha sido devuelta a México cada vez, incluso después de un intento el viernes pasado.

Los abogados también pidieron a los funcionarios que permitieran que una mujer hondureña que supuestamente fue violada mientras estaba en México ingresara a Estados Unidos la semana pasada. Después de una entrevista de varias horas con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), la mujer y su hijo de 11 años fueron devueltos a México, según Rivas.

La agencia se negó a comentar y le dijo a CNN: «Como cuestión de práctica, USCIS no comenta sobre casos individuales».

En sus primeras horas en el cargo, Biden tomó medidas para acabar con el llamado programa «Permanecer en México», que estará vigente durante dos años el viernes, al detener la inscripción de nuevos migrantes. Desde octubre, más de 3.200 migrantes han sido admitidos en el programa, conocido formalmente como Protocolos de Protección al Migrante, según datos obtenidos por CNN.

La pandemia cerró los tribunales de inmigración y retrasó los casos, lo que provocó que los migrantes se quedaran en México por períodos más prolongados.

«Es realmente muy difícil para las personas que están desesperadas y en situaciones extremas en México», dijo Taylor Levy, una abogada de inmigración con sede en California que trabaja con clientes en Juárez. «Estos solicitantes de asilo son extremadamente vulnerables en México, más vulnerables que el mexicano promedio».

LEE: Por miedo a ser deportado, este inmigrante se refugió en una iglesia hace más de tres años. Finalmente vuelve a casa

‘Todos los días hay algún rumor nuevo’

Biden planea anunciar acciones ejecutivas que establecerían un «programa de asilo justo pero eficiente» que incluye poner fin al programa «Permanecer en México», dijo Esther Olavarria, subdirectora del Consejo de Política Nacional de Inmigración, el fin de semana pasado. Pero no queda claro qué pasa con quienes ya han estado sujetos a la política, como la pareja cubana.

Kate Clark, directora senior de servicios de inmigración del Servicio de Familias Judías de San Diego, dijo que su oficina ha estado recibiendo alrededor de 50 llamadas diarias de migrantes que intentan obtener orientación sobre lo que deben hacer a continuación.

«En general, recibimos llamadas repetidas que hacen las mismas preguntas de diferentes maneras para entender cuál es el proceso», dijo Clark a CNN, y agregó que algunas personas han llamado de tres a cuatro veces «con la esperanza de que vamos a decir algo diferente.»

Parte de la razón detrás de la avalancha de llamadas son los rumores y la desinformación que circula en las redes sociales. Algunos de esos rumores han dirigido a los migrantes a los puertos de entrada o les han aconsejado que establezcan cuentas de correo electrónico para recibir información del Gobierno, según los abogados.

«Crea una histeria que no es necesaria… Todos los días hay algún rumor nuevo. La desinformación corre desenfrenada», dijo Jodi Goodwin, una abogada de inmigración que representa a clientes obligados a quedarse en México. «Una vez que logras que comprendan que no va a pasar nada de inmediato, lo entienden».

LEE: El Departamento de Justicia anula oficialmente la política que llevó a las separaciones familiares

Niños que cruzan la frontera solos

Las peligrosas condiciones en las que se encuentran muchas familias han provocado que los niños crucen la frontera solos a pesar de haber llegado inicialmente con un padre u otro familiar.

A partir de este mes, más de 700 niños no acompañados que habían estado esperando en México con familiares como parte de la política de la administración de Trump han cruzado la frontera entre Estados Unidos y México, según la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que se encarga del cuidado de niños migrantes.

Los niños no acompañados están exentos de la política, lo que significa que los niños que cruzan la frontera son detenidos por el Departamento de Seguridad Nacional y remitidos al Departamento de Salud y Servicios Humanos. Mientras están bajo cuidado, los administradores de casos trabajan para colocar a un niño con un patrocinador en Estados Unidos, como un padre o un familiar.

Si bien la administración de Trump llegó a depender cada vez más del programa «Permanecer en México», la pandemia también dio paso a que los funcionarios tiraran de otra palanca, invocando una ley de salud pública, conocida como Título 42, que permite la expulsión rápida de migrantes aprehendidos en la frontera México-Estados Unidos. La orden, que sigue en vigor, ha hecho que solicitar asilo sea extremadamente difícil, si no imposible.

«La frontera está cerrada a familias y adultos solteros, incluidos aquellos que buscan refugio de la persecución y la violencia horribles», dijo Lee Gelernt, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que desafía la orden de salud pública. «No esperamos que la administración de Biden pueda procesar a todos en la primera semana, pero necesitamos una señal muy rápida de que va a abrir la frontera y deshacerse del Título 42». La administración de Biden aún no ha dicho cómo pretende proceder con el Título 42.

La nueva administración ha contratado personal con personas que tienen una amplia experiencia en leyes y políticas de inmigración, un guiño a los desafíos que enfrentan los funcionarios en la frontera mientras la administración intenta pasar la página.

Durante la transición, los funcionarios entrantes reconocieron que tomaría tiempo instalar protocolos de seguridad y abordar otros problemas logísticos, como el procesamiento, antes de volver a abrir la frontera México-Estados Unidos, según una fuente involucrada en las discusiones.

Alejandro Mayorkas, cuya nominación para servir como jefe del Departamento de Seguridad Nacional se votará el lunes después de que se rompió un obstruccionismo republicano el jueves, se espera que se dirija a la población de personas que esperan en México como una prioridad.

MIRA: Los 10 puntos clave de la reforma inmigratoria integral que propone Joe Biden

«Él entiende claramente el impacto de estas políticas en personas reales», dijo una fuente cercana a Mayorkas. «Eso no quiere decir que no sea realmente difícil, pero él sabe que esto no es algo que puede ignorarse».

Las organizaciones no gubernamentales también han realizado una lluvia de ideas sobre cómo adaptar sus recursos para ayudar a los solicitantes de asilo que han estado esperando, por ejemplo, utilizando la red nacional de reasentamiento de refugiados para proporcionar servicios de integración y gestión de casos.

«La administración entiende que van a tener una crisis de mensajería por muchas razones y quieren mitigar eso y utilizar sistemas que ya están en su lugar», dijo otra fuente involucrada en las discusiones.

Pero la paciencia se está agotando para los que tienen que esperar años en México.

«No sé si este presidente cumplirá con sus políticas, pero al menos podríamos tener un futuro mejor», dijo el migrante cubano a CNN. «Estamos muy, muy desesperados. Llevamos aquí mucho tiempo».

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.