Noticias

Elecciones en Bolivia: estudio pone en duda análisis de la OEA

Posted June 8, 2020 7:45 p.m. EDT

— (CNN Español) – Un estudio de investigadores independientes calificó de “deficiente” el análisis de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que concluyó que hubo fraude en los comicios generales en Bolivia en octubre de 2019.

La investigación se basó en datos de las de autoridades electorales de Bolivia obtenidos por el periódico estadounidense The New York Times.

El informe de la OEA que ha sido puesto en duda concluía que durante las elecciones presidenciales en Bolivia hubo un aumento irregular de la tendencia de los votos a favor de Evo Morales que fue catalogado por el organismo como “inexplicable”.

Almagro: Evo Morales quiso detener informe de auditoría 4:08

Ahora, el reporte elaborado por tres investigadores, dos de la Universidad de Pennsylvania y uno de Tulane, concluye que el aumento de manera “inexplicable” de los votos a favor del expresidente Evo Morales al reanudarse el conteo no se debe necesariamente a la comisión de fraude.

Los expertos consideran que la alteración pudo deberse a datos incorrectos y técnicas estadísticas inapropiadas.

CNN intentó comunicarse con los autores del estudio pero aún no hemos obtenido respuesta. Sin embargo, el economista de la Universidad de Tulane, Francisco Rodíguez, quien formó parte del estudio habló con The New York Times acerca de los hallazgos y dijo que encontraron irregularidades con el método utilizado por la OEA. “Una vez que corregimos esos problemas, los resultados de la OEA desaparecen, sin dejar evidencia estadística de fraude”, dijo Rodríguez al diario.

LEE: OEA concluye en auditoría que hubo irregularidades en comicios en Bolivia; Evo Morales convoca a nuevas elecciones

Los autores, Rodriguez, Nicolás Idrobo y Dorothy Kronick, aclaran en su informe que solo examinaron la evidencia cuantitativa y no la integridad de toda la elección por lo que su análisis de 28 páginas no niega la existencia de irregularidades.

Durante las horas posteriores al cierre de las urnas, los resultados preliminares mostraban que Evo Morales superaba ligeramente a su oponente, el expresidente Carlos Mesa.

La oposición y los observadores internacionales comenzaron a sospechar después de que los funcionarios electorales detuvieron el conteo durante aproximadamente 24 horas sin ninguna explicación.

Cuando se reanudó el proceso, la ventaja de Morales había aumentado significativamente y contaba con los votos necesarios para evitar la segunda vuelta.

En su auditoría final de las elecciones presidenciales de Bolivia, la OEA había detectado, entre otros, cambios en las actas y falsificación de las firmas de jurados de mesas y la redirección de datos a dos servidores ocultos y no controlados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En medio de tensiones y una creciente oposición, el expresidente Evo Morales renunció a su cargo en noviembre de 2019 y abandonó el país. La renuncia también fue solicitada por el jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, quien le pidió a Morales que dimitiera para lograr la estabilidad y la paz. Morales siempre negó las acusaciones de haber cometido fraude en las elecciones del 20 de octubre de 2019.

Informe final de la OEA sobre votaciones en Bolivia: irregularidades en Argentina 0:48

CNN contactó al departamento de prensa de la OEA para conocer su posición al respecto y todavía no ha recibido respuesta.

En declaraciones al The New York Times, la OEA dijo que respalda el análisis estadístico que realizaron debido a que de esta forma pudieron detectar los primeros indicios de fraude.

El jefe de observadores electorales de la OEA, Gerardo de Icaza, dijo al periódico en respuesta a las dudas planteadas por el nuevo estudio que “las estadísticas no prueban ni refutan el fraude. Las evidencias sólidas como declaraciones falsas y estructuras informáticas escondidas lo hacen. Y eso es lo que encontramos”.

LEE: Excanciller de Bolivia insiste en que hubo golpe de Estado y que la OEA fue parte de él

Por su parte, el profesor Irfan Nooruddin, de la Universidad de Georgetown y consultor de la OEA que realizó su análisis estadístico, dijo al diario que el nuevo estudio tergiversó su trabajo y se equivocó. Según el diario, Nooruddin “no proporcionó detalles ni compartió sus métodos o datos con los autores del estudio, a pesar de las reiteradas solicitudes”.

Cuando se publicó un informe en febrero que también ponía en duda las conclusiones de la OEA, el organismo defendió su posición a través de Twitter.

La semana pasada, los partidos políticos bolivianos acordaron programar la realización de las elecciones generales para el próximo 6 de septiembre. Los comicios habían sido fijados para mayo, pero fueron aplazados por la pandemia de coronavirus.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.