Noticias

Apple prohibió Fortnite y está en una guerra por el futuro de la App Store. Esto es lo que está en juego

Posted September 25, 2020 9:23 p.m. EDT

— (CNN Business) — Apple y Epic Games, creador del popular videojuego Fortnite, se enfrentarán en la corte el lunes por la tienda de aplicaciones del fabricante del iPhone.

A primera vista, la pelea del lunes puede no parecer tan, bueno, épica. Se espera que las dos compañías debatan una propuesta de orden judicial que podría obligar temporalmente a Apple a poner de nuevo el Fortnite en la App Store de iOS. Apple eliminó el juego el mes pasado por violar sus políticas. Esto sucedió después de que Epic introdujera una forma para que los usuarios eludieran el sistema de pago de Apple en la aplicación.

Pero la discusión del lunes va mucho más allá de estos dos gigantes tecnológicos. Refleja años de quejas por parte de desarrolladores de aplicaciones de todo el mundo que dicen que el control estricto de Apple sobre la distribución de aplicaciones en iOS ahoga la innovación y genera costos irrazonablemente altos para los consumidores.

Apple y Epic no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

La audiencia sienta las bases para lo que, según expertos, será un caso antimonopolio histórico contra Apple. Un caso que podría amenazar los beneficios de la empresa más valiosa del mundo y remodelar toda la economía digital.

Como parte de su esfuerzo por desafiar el status quo, Epic también demandó a Google. La empresa retiró a Fortnite de su tienda de aplicaciones en agosto por razones similares a las de Apple.

«Este caso no se trata solo de un videojuego, sino de si solo dos empresas –Apple y Google– pueden controlar los términos de cómo se distribuye software a millones de usuarios», dijo John Bergmayer, abogado del grupo de defensa del consumidor Public Knowledge.

Esto es lo que necesitas saber sobre el enfrentamiento.

La guerra entre Apple y los creadores de Fortnite 1:05

¿Por qué están en la corte?

Todo se reduce a la forma en que se le paga a Apple.

Cuando realizas compras dentro de una aplicación desde una aplicación de iOS, Apple se queda con un 30%. Apple dice que esto está justificado por el servicio que brinda. Los contratos de Apple prohíben intentar eludir las reglas.

MIRA: Estos son los videojuegos que le están haciendo la guerra a Fortnite

El mes pasado, Epic decidió desafiar esa regla. En una actualización de software de Fortnite, alentó a los jugadores de iOS a comprar la moneda digital del juego, conocida como V-Bucks, directamente de Epic. Esto en lugar de que lo hicieran a través del sistema de compras en la aplicación de Apple. Para endulzar el trato, Epic ofreció un descuento a quienes compraron V-Bucks directamente.

Si bien los consumidores pueden haberlo visto como un bono de lealtad, Apple lo vio como una grave violación de su contrato con Epic y un intento de socavar una fuente de ingresos clave.

El creador de Fortnite demanda a Apple y a Google 1:11

‘Apple no puede ceder’

En una carta a Epic, el abogado de Apple Douglas Vetter escribió que Epic quiere «todos los beneficios que ofrecen Apple y la App Store sin tener que pagar un centavo». Y añadió: «Apple no puede ceder ante esa demanda irrazonable».

Apple rápidamente sacó Fortnite de la App Store y, en buena medida, revocó el acceso a Unreal Engine. Esta es una pieza de software de Epic utilizada por los desarrolladores de juegos y, cada vez más, por Hollywood, para crear escenarios y entornos digitales realistas. La tecnología se ha utilizado en la reciente serie premiada de Disney ‘The Mandalorian’.

Esto nos lleva a la disputa del lunes. Epic solicitó una orden judicial preliminar que evitaría que Apple emprenda acciones contra la empresa. Apple se opone a la orden judicial propuesta y dice que Epic no estaría en esta situación complicada si no hubiera roto su contrato intencionalmente. Este es un hecho que Epic no niega. (El juez del caso ya otorgó una orden de restricción temporal contra Apple que obliga a la compañía a restaurar Unreal Engine, pero Fortnite sigue prohibido).

¿Por qué rompió Epic las reglas?

El director ejecutivo de Epic, Tim Sweeney, ha dejado en claro que cree que Apple tiene un monopolio y que una participación en los ingresos del 30% es demasiado elevada.

La batalla entre Epic y Apple comenzó el 30 de junio cuando Sweeney escribió un correo electrónico a Tim Cook, Phil Schiller y Craig Federighi de Apple haciendo ciertas demandas.

Sweeney propuso una forma de aceptar pagos de usuarios fuera del sistema de compras dentro de la aplicación de Apple, y que Epic lanzara una tienda de aplicaciones competidora dentro de la tienda de aplicaciones de Apple.

Esto desató una tormenta de fuego. El correo electrónico de Sweeney fue respondido por el asesor legal de Apple, que lo calificó de «decepcionante» y rechazó ambas solicitudes. Sweeney replicó que la respuesta legal era una «regla moralista y egoísta». Además dijo que continuaría abordando esta «injusticia» en la industria «durante el tiempo que sea necesario para lograr un cambio, si es necesario durante muchos años».

Le informó a Apple que Epic lanzaría los pagos directos, rompiendo las políticas de la tienda de aplicaciones del gigante tecnológico. Estaba listo para pelear. El mismo día, Epic también lanzó un video parodia del icónico anuncio del Super Bowl «1984» de Apple, en el que Apple interpretaba el papel de villano.

¿Por qué es tan importante este caso?

Esto no es solo una batalla entre Apple y Epic, o incluso una pelea por las regalías de la tienda de aplicaciones. Aquí está en juego toda la base de la economía de las aplicaciones.

Epic no pide simplemente a un tribunal que bloquee la prohibición de Fortnite por parte de Apple. Alega que Apple tiene un monopolio ilegal y anticompetitivo que estrangula la innovación en el mercado de ventas de aplicaciones iOS. Además afirma que daña activamente a los consumidores.

Un fallo final contra Apple algún día podría potencialmente remodelar el funcionamiento de todas las tiendas de aplicaciones en Estados Unidos. Y podría socavar la estrategia de décadas de la empresa de crear un ecosistema tecnológico estrictamente controlado, o un jardín amurallado, que evita que los iPhones instalen aplicaciones desde fuera de la App Store de iOS.

Epic no es la única compañía que pelea con Apple. Basecamp, la compañía de software de gestión de proyectos, testificó ante los legisladores de la Cámara de Representantes este año sobre la estructura de tarifas de Apple y sus reglas.

«Las reglas a menudo son interpretadas de manera diferente por diferentes revisores, porque intencionalmente se dejan vagas», dijo David Heinemeier Hansson, fundador de Basecamp. «Así que vivimos con el temor constante de haber violado estas vagas reglas y de que Apple bloquee la próxima actualización de nuestras aplicaciones», explicó.

Hansson se ha convertido en uno de los antagonistas más vocales de Apple. Unos meses después, tuvo otro enfrentamiento con Apple cuando lanzó Hey.com, una aplicación de correo electrónico, que fue bloqueada en la App Store de iOS.

No es solo Epic

La demanda contra Apple también se produce en medio de un escrutinio antimonopolio más amplio de la empresa. Y también a sus pares, incluidos Amazon, Facebook y Google. Las políticas de la tienda de aplicaciones de Apple también están bajo investigación de las autoridades europeas de competencia.

Ejecutivos de grandes tecnológicas se defienden ante el Congreso 1:17

El caso refleja la culminación de una revuelta de los desarrolladores de aplicaciones que comenzó en 2016. En ese momento, Spotify dijo que ya no admitiría los pagos de suscripción en la aplicación en iOS. Spotify indicó a los clientes que pagaran sus tarifas de suscripción a través de su propio sitio web. (La empresa se ha quejado a los reguladores de la Unión Europea por las represalias posteriores de Apple). Luego, el año pasado, Netflix hizo lo mismo.

MIRA: ¿Podría tener Netflix publicidad y deportes en vivo en el futuro? Reed Hastings, su copresidente ejecutivo, responde

Spotify, Basecamp y una serie de otros críticos de Apple se han unido desde entonces en la Coalition for App Fairness, una organización de defensa dedicada a hacer responsable a Apple públicamente por «políticas anticompetitivas cuidadosamente diseñadas».

Pero Epic podría ser el mayor crítico corporativo que haya enfrentado a Apple en una corte federal de Estados Unidos, lo que hace que este caso sea el más trascendente de su tipo. Esto sucede en momentos en que otro caso similar presentado por los usuarios de iPhone, Apple vs. Pepper, avanza por un camino paralelo.

¿Qué dice Apple?

Apple ha defendido sus políticas de la tienda de aplicaciones como un mecanismo importante para mantener a sus usuarios seguros y protegidos contra software malicioso. Argumenta que las tarifas que cobra simplemente reflejan el enorme valor que ofrece Apple como operador de una de las tiendas de aplicaciones más grandes (y más seguras) del mundo.

«La App Store es el mercado de aplicaciones más confiable del mundo precisamente debido a los estándares y las salvaguardas implementadas, y los mecanismos que Apple ha desarrollado para hacerlas cumplir», argumentó Apple en un documento judicial.

La clave: qué mercado domina Apple

En un caso de competencia como este, dicen los expertos, gran parte del litigio dependerá del mercado que supuestamente domina Apple. Por lo tanto, lo mejor para Apple es definir el mercado de la manera más amplia posible. Si logra persuadir a un juez de que considere como mercado relevante a «todos los teléfonos inteligentes», eso hace que su defensa de que no es un monopolio sea mucho más fácil: Apple solo reivindica una participación del 13,3% del mercado mundial de teléfonos, que está lejos de ser una mayoría. (La estrategia de Epic es definir el mercado de la manera más estrecha posible: Apple, dice, controla el 100% del mercado de las tiendas de aplicaciones de iOS).

LEE: Apple ahora vale US$ 2 billones

Apple también puede argumentar que la tarifa del 30% es el pago por gestionar la App Store, que da a aplicaciones como Fortnite una manera fácil de llegar a los consumidores. Además puede decir que su proceso de revisión de aplicaciones ayuda a proteger a los consumidores de los riesgos de seguridad.

Jeffrey Blumenfeld, socio de Lowenstein Sandler, dijo que le costaba mucho creer que el tribunal decidiría a favor de Epic y diría que «Apple no puede controlar la distribución de aplicaciones a través de su propia App Store». Para que el tribunal haga eso, tendría que estar «muy convencido» de que los consumidores estarían mejor a largo plazo, dijo.

¿Qué sigue?

Las argumentaciones del lunes podrían determinar si la jueza Yvonne Gonzalez Rogers ordena a Apple que restaure Fortnite en la App Store de iOS mientras continúa la demanda. También podrían determinar si Apple puede tomar otras acciones contra Epic en medio del litigio en curso. Una resolución final del caso podría llevar años.

González Rogers ha expresado simpatía por los argumentos de Epic, si no por sus tácticas. Aunque acusó a Epic de llegar al caso sin las «manos limpias», González Rogers recientemente desafió a Apple a explicar por qué no tiene el monopolio.

«El problema es que, si tienes un iPhone, no puedes comprar (aplicaciones) de nadie más», dijo. «No puedes. Estás limitado a comprarlas a Apple. No puedo comprar a Google. No puedo comprar a Amazon. No hay competencia. Por lo tanto, la pregunta es, sin competencia, ¿de dónde viene ese 30%? ¿Por qué no es el 10%, el 15%, el 20%?», explicó.

Apple respondió que los consumidores disfrutan de muchas opciones cuando seleccionan una plataforma de teléfono inteligente: iOS o Android.

Ambos ecosistemas podrían verse fuertemente afectados por la decisión final en el caso, dijo Bergmayer.

«Esto tiene grandes implicaciones para el comercio, la cultura y la libre expresión individual», dijo. «La economía digital moderna se construyó en Internet, una plataforma abierta en la que ninguna empresa puede excluir totalmente a nadie», agregó.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.