Noticias

Análisis | Estados Unidos se cierra de nuevo: elige la realidad sobre las falsas afirmaciones de Trump

Posted July 14, 2020 10:22 a.m. EDT

— (CNN) — Mientras que el presidente Donald Trump se obsesiona con sus esperanzas de reelección en su burbuja de la Casa Blanca, los líderes estatales y locales están revirtiendo frenéticamente las reaperturas estatales que él exigió, lo que convirtió a Estados Unidos en el mayor punto de coronavirus del mundo.

Cuando las salas de emergencia se llenaron y el virus aceleró su implacable marcha a través de los estados del sur y oeste, Trump se aferró a la ficción de que lo peor ya pasó: “Tuvimos que cerrar; ahora estamos abriendo”, dijo el presidente sobre la economía en la Casa Blanca, dándose palmaditas en la espalda por salvar “millones de vidas”.

A medida que los nuevos casos de la enfermedad alcanzan los 60.000 al día en todo el país, muchos líderes, incluidos aquellos que apoyaron el enfoque agresivo de Trump, ahora tienen pocas opciones más que priorizar la ciencia sobre la política, dejando al presidente fuera de contacto con la realidad.

¿Le interesa a Trump la política de América Latina? 1:33

En Texas, el alcalde demócrata de Houston, Sylvester Turner, propuso un cierre de dos semanas, días después de que el gobernador republicano Greg Abbott planteó la posibilidad de medidas más estrictas después de emitir un mandato de usar máscaras que ofendía a la ortodoxia conservadora. Virginia Occidental pidió el cierre de los bares del condado más afectado.

En California, el gobernador demócrata Gavin Newsom ordenó el cierre de todos los restaurantes interiores, bodegas, cines, zoológicos, museos y cerró todos los bares. Los Ángeles y San Diego dijeron que los alumnos comenzarían el nuevo año escolar solo en línea. Oregon prohibió las reuniones de más de 10 personas en espacios interiores debido a un “aumento alarmante” de casos de covid-19 en el estado. KFC alentó a sus franquicias en Florida, Texas, Oklahoma y California a detener el servicio de atención en el restaurante.

Florida, que el sábado estableció el récord para cualquier estado de nuevos casos en solo día, ahora tiene más casos de covid-19 que todos menos ocho países enteros.

Florida se desborda por contagios de covid-19

La imagen es de una nación que está comenzando a cerrarse nuevamente desafiando las afirmaciones triunfantes pero engañosas del presidente de que hay una “transición a la grandeza” en marcha. Las restricciones impuestas a ciudades tan grandes como Houston y Los Ángeles podrían retrasar el sorprendente resurgimiento de la economía el mes pasado.

Las modestas ganancias laborales, anunciadas por el presidente, podrían convertirse en pérdidas permanentes de trabajo.

En comentarios que probablemente enfurezcan aún más a Trump, que se queja de la prensa del Dr. Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas dijo lo que desafortunadamente se está convirtiendo en un punto obvio: las aperturas rápidas han provocado un desastre.

MIRA: ¿Puede Trump despedir a Fauci? Técnicamente, no

“Eso está muy claro –y sabemos esto de países de todo el mundo–  si separas físicamente a las personas, hasta el punto de no permitir que el virus se transmita… sabemos que podemos hacerlo si cerramos”, dijo Fauci en un seminario web de la Escuela de Medicina de Stanford.

“No cerramos por completo, y esa es la razón por la cual, cuando subimos, comenzamos a bajar, y luego nos estabilizamos a un nivel realmente alto: alrededor de 20.000 infecciones por día”, dijo Fauci. “Luego, cuando comenzamos a reabrir, empezamos a ver las oleadas que estamos viendo hoy, mientras hablamos, en California… en Arizona, en Texas, en Florida y en varios otros estados”.

Our commenting policy has changed. If you would like to comment, please share on social media using the icons below and comment there.