banner
Noticias

Wimbledon 2017: el césped 'resbaladizo' en el ojo del huracán

Posted July 11

(CNN) - Ya sea la falta de un techo hace varios años o su estricta política sobre el vestido, siempre parece haber controversia en Wimbledon.

Este año, la hierba en el que se considera el torneo de tenis más prestigioso está bajo escrutinio, especialmente después de que la estadounidense Bethanie Mattek-Sands se lesionara gravemente la rodilla en una caída mientras se acercaba a la red en un partido de segunda ronda este jueves contra Sorana Cirstea.

Aquellos que cuestionan la calidad del césped no se limitan a los competidores que rara vez han jugado en la hierba, sino que incluyen a los excampeones de Wimbledon, aunque la descripción de Mattek-Sands de su lesión en un video en Facebook Live sugirió que la hierba no era la culpable.

LEE: La escalofriante lesión de una tenista en pleno partido

No haber jugado el domingo, según la tradición del torneo, pudo haberle dado un descanso al atormentado césped, pero esto fue mitigado por un lunes agitado, con un calendario repleto de partidos de sencillos y dobles.

Novak Djokovic recoge un pedazo de césped suelto del centro de la cancha durante su partido de la tercera ronda contra Ernests Gulbis este sábado.

"En los dos primeros partidos no vi ninguna diferencia significativa", dijo el tres veces ganador de Wimbledon Novak Djokovic a los periodistas este sábado, cuando se le pidió que comparara el césped con el de años pasados. "Pero escuché muchos comentarios de otros jugadores, que se quejaban, especialmente en los campos externos".

"Hoy pude ver que hay una diferencia en la hierba, en el césped en sí. Era un poco más suave, yo diría, especialmente alrededor de un par de pies dentro y fuera, alrededor de la línea de base".

"No he tenido esa clase de experiencia antes en Wimbledon, quiero decir, los campos siempre son perfectos aquí", dice Djokovic.

Cuando el serbio se refirió a sus compañeros profesionales que se "quejaban" sobre las condiciones en los campos exteriores, quizá se refirió a Kristina Mladenovic, para citar un caso.

MIRA: El arte de hacer fila en Wimbledon

El mismo día en que Mattek-Sands sufrió su terrible contratiempo, la jugadora número 14 del mundo se deslizó por lo menos tres veces en la cancha 18 (la misma en la que John Isner superó a Nicolas Mahut en el partido más largo de la historia del tenis en el 2010) en su derrota frente a la estadounidense Alison Riske.

Bethanie Mattek-Sands recibe tratamiento de los paramédicos después de su caída el jueves pasado.

Según Mladenovic, que se lesionó levemente la rodilla y el tobillo, los agujeros eran visibles en el campo.

"No hay césped"

En una parte del primer set, el juego se detuvo cuando Mladenovic y Riske discutieron sobre el estado del césped con la supervisora Pam Whytcross.

En una rueda de prensa con periodistas este jueves, Riske (a quien generalmente le gusta competir en césped, la más especializada de las tres superficies principales del tenis) comparó una parte de la cancha con "hielo".

"No hay césped", le dijo Mladenovic a los reporteros. "No sé cómo describirlo, ni siquiera es arcilla. No es plana".

"Por supuesto, es difícil jugar fuerte con tus pies. Tienes que correr ligero y tener cuidado, no sé, no empujar o presionar demasiado duro, lo cual es extraño para jugar".

Kristina Mladenovic sufrió varias caídas durante su partido contra Alison Riske.

"Estoy honestamente muy feliz y bendecida que no haberme lastimado tanto".

Esta no es la primera vez que el césped de Wimbledon ha provocado enojos de los competidores.

En el 2013, la doble ganadora de grand slams Victoria Azarenka se deslizó sobre el césped en una victoria de primera ronda, se lesionó la rodilla y se retiró antes de su encuentro de segunda ronda. Y Maria Sharapova describió la cancha como "peligrosa" en una decepcionante derrota en contra de Michelle Larcher de Brito, tras caerse tres veces.

Ese año, un número mayor de lluvias de lo habitual en Inglaterra en mayo, poco sol durante los primeros cuatro días de Wimbledon y la humedad, según señaló el New York Times, tal vez provocaron que los campos no se hubieran secado lo suficiente.

Pero este año, el problema podría ser resultado de un elevado calor y falta de lluvia.

MIRA: Game. Set. Match? Así le respondió Serena Williams a McEnroe

La mayoría de las regiones de Inglaterra experimentaron una ola de calor una semana y media antes de Wimbledon, con varios días de temperaturas más cálidas de lo habitual. Mientras tanto, la lluvia sólo llegó brevemente un día de la primera semana, el lunes pasado.

De color café, el desgastado césped que usualmente aparece en la segunda semana nos comenzó a visitar más temprano de lo normal.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all