Noticias

Vacaciones verdes: 10 lugares sostenibles que no dañan a la Tierra

Posted July 3

(CNN) - Los viajeros son hoy social y ambientalmente más conscientes que nunca y buscan lugares en los que estén seguros y sepan que le están causando el mínimo impacto a los recursos del planeta.

Dado que el 2017 fue nombrado el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo por parte de Naciones Unidas, las luces se han enfocado mucho más en la industria del turismo y la hotelería. Y aunque sabemos que muchos destinos afirman que están haciendo lo suyo para minimizar su huella, hay algunos que se han esforzado por llevar la sostenibilidad a niveles superiores.

Aquí te damos una lista con los 10 mejores destinos globales y experiencias en las que tus vacaciones no le costarán a la Tierra.

LEE y MIRA: Estos son los mejores hoteles en el desierto

1. Soneva Fushi (Maldivas)

Kunfunadhoo era una isla desierta en el Océano Índico, en el idilio de las Maldivas, hasta que Eva y Sonu Shivdasani construyeron su primer hotel allí, en el proceso de ser pioneros en la tendencia de ser ambientalmente responsables al ofrecer vacaciones ultralujosas. Suena como a una contradicción, pero no lo es. Desde el 2014, la propiedad ha sido completamente neutra en emisiones de carbono.

Reciclan el 90% de sus desechos, incluyendo el 100% de los restos de comida que se usan en sus jardines orgánicos, en lugar del costo que implica transportar comida. La construcción incluye bloques de poliestireno extruido, la electricidad es provista por un sistema de energía solar y el 100% del agua que se usa es desalinizada.

Soneva –que hoy tiene una propiedad en Tailandia y una segunda en Maldivas– también lidera la implementación de un impuesto obligatorio del 2% sobre el carbono en las habitaciones que apoyan su Fundación Soneva, que trabaja en reforestación y proyectos de energía renovable en regiones en desarrollo.

2. Bom Bom Resort (Santo Tomé y Príncipe)

1 de 17

| Desde el 2014, el Soneva Fushi (Islas Maldivas) ha sido completamente neutro en emisiones de carbono. Está en una isla en medio del Océano Índico y es un proyecto liderado por Eva y Sonu Shivdasani. Para conocer otros destinos y experiencias ambientalmente responsables recorre la siguiente galería.

2 de 17

| El Soneva Fushi recicla el 90% de sus desechos, incluyendo el 100% de los restos de comida que se usan en sus jardines orgánicos. La electricidad es provista por un sistema de energía solar y el 100% del agua que se usa es desalinizada.

3 de 17

| La remota Reserva Nacional Tambopata (Perú) alberga la Estación de Campo Inkaterra, antes solo para investigadores pero ahora abierta a viajeros y voluntarios de todo el mundo. Tiene cuatro cabañas con terrazas privadas y grandes pabellones para alojamiento compartido.

4 de 17

| Este refugio selvático en Perú lidera proyectos de conservación supervisados por la Asociación Inkaterra, que incluyen estudios de fauna y flora.

5 de 17

| Con el tour de 'Lo mejor de Myanmar' organizado por la empresa Intrepid Travel puedes conocer desde los Budas dorados de Yangon y los templos místicos de Bagan, hasta las tranquilas aguas del Lago Inle, sin preocuparte porque le estás haciendo daño al planeta.

6 de 17

| La Península Osa de Costa Rica se jacta de ser el lugar “más intenso biológicamente” del planeta. Eso significa que alberga el 2,5% de la biodiversidad del mundo, en un área que ocupa la mitad del tamaño de Rhode Island.

7 de 17

| La empresa Lokal Travel ofrece una exploración de ocho días en la región, visitando tres comunidades selváticas y conociendo las cooperativas que han lanzado formas sostenibles de obtener ingresos.

8 de 17

| Pocos destinos son tan poco visitados y están tan intactos como Príncipe, la más pequeña de las dos islas principales del diminuto país de Santo Tomé y Príncipe, situado en el Golfo de Guinea, cerca de la costa de África. Solo 5.000 personas viven allí y el Bom Bom Resort tiene solo 19 cabañas en la playa, rodeadas por bosque tropical.

9 de 17

| Si te alojas en el Bom Bom Resort puedes disfrutar de clases de buceo de talla mundial y caminatas en las reservas de la biósfera de la Unesco, visitar plantaciones de cacao y pueblos de pescadores. También ofrece descubrir la ciudad más pequeña de África: San Antonio.

10 de 17

| Sí, una de las capitales mundiales del 'kite surf' (Cabarete, en República Dominicana) alberga también un pequeño hotel ecológica y genuinamente sostenible.

11 de 17

| La propiedad está 100% alimentada por energía solar y no tiene aire acondicionado, pero usa un sistema de ventilación inteligente para circular el viento natural de la playa. Tiene sistemas de recolección de agua de lluvia y una granja orgánica con 2.000 árboles para compensar las emisiones de carbono.

12 de 17

| La Reserva Natural Bushmans Kloof es una reserva de 18.000 hectáreas, a 273 kilómetros de Ciudad del Cabo, en las Montañas Cederberg. En África es normal que los hoteles trabajen con las comunidades en proyectos de conservación, pero en Bushmans Kloof esto llega a otro nivel.

13 de 17

| En esta reserva africana hay iniciativas para procesar aguas residuales, tener granjas orgánicas y sostenibles y ahorrar energía, pero es con los proyectos para proteger y reintegrar a las especies amenazadas que se han destacado.

14 de 17

| La costa norte de la mediterránea isla de Chipre está prácticamente intacta. Y allí hay una playa (Alagadi) con un atractivo particular para un visitante especial: tortugas verdes y cabezonas que están en peligro de extinción. Si te gustan mucho esos animales, allí reciben voluntarios para trabajar en proyectos de conservación. Debes tener mínimo 3 meses de tiempo y pagar tu comida y alojamiento.

15 de 17

| Lejos del camino turístico en Oleiros, en el centro de Portugal, puedes hacer un retiro de yoga en el que las clases y la meditación van de la mano con la naturaleza y una vida sencilla. El alojamiento es en yurtas de estilo mongol que están desconectadas de todo, tienen lámparas de lectura solares, agua caliente y baños ecológicos.

16 de 17

| El proyecto de eco-desarrollo La Esmeralda en Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, es el único de Gran Bretaña que ofrece alojamiento con emisiones nulas de carbono. En la práctica, eso significa que generan su propia electricidad, producen su propia agua y la reutilizan y usan materiales reciclados. También han sembrado cientos de árboles nativos, reduciendo su consumo de energía en un 90%.

17 de 17

| La Esmeralda tiene cuatro casas revestidas en cedro que ofrecen servicios como jacuzzi privado, además de tener una piscina cubierta y climatizada, gimnasio y área de juegos. También cuenta con cuatro hectáreas de bosque listas para ser exploradas.

Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva)Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)Haz clic aquí para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)

Pocos destinos son tan poco visitados y están tan intactos como Príncipe, la más pequeña de las dos islas principales del diminuto país de Santo Tomé y Príncipe, situado en el Golfo de Guinea, cerca de la costa de África. Solo 5.000 personas viven allí y el Bom Bom Resort tiene solo 19 cabañas en la playa, rodeadas por bosque tropical.

Hay clases de buceo de talla mundial y caminatas en las reservas de la biósfera de la Unesco, se pueden visitar plantaciones de cacao y pueblos de pescadores. También ofrece descubrir la ciudad más pequeña de África: San Antonio. Sin hablar de los animales, desde ballenas hasta tortugas que anidan, monos y aves que no se encuentran en ningún otro lugar en la Tierra.

3. eXtreme Hotel (Cabarete, República Dominicana)

Puede sorprender que una de las capitales mundiales del kite surf –Cabarete, en República Dominicana– sea también el lugar donde está un pequeño hotel ecológicamente sostenible. Y para los que no sean fanáticos del kite surf, se puede surfear, hacer yoga, cabalgatas y caminatas.

La propiedad está 100% alimentada por energía solar y no tiene aire acondicionado, pero usa un sistema de ventilación inteligente para circular el viento natural de la playa. Tiene sistemas de recolección de agua de lluvia y una granja orgánica con 2.000 árboles para compensar las emisiones de carbono.

LEE: Estos hoteles quieren mejorar tu coeficiente intelectual

4. Inkaterra (Reserva Nacional Tambopata, Perú)

La remota Reserva Nacional Tambopata (Perú) alberga la Estación de Campo Inkaterra, antes solo para investigadores pero ahora abierta a viajeros y voluntarios de todo el mundo.

La remota Reserva Nacional Tambopata alberga la Estación de Campo Inkaterra, antes solo para investigadores pero ahora abierta a viajeros y voluntarios de todo el mundo. Este refugio selvático lidera proyectos de conservación supervisados por la Asociación Inkaterra, que incluyen estudios de fauna y flora.

Tiene cuatro cabañas con terrazas privadas y grandes pabellones para alojamiento compartido. Las excursiones incluyen pasarelas colgantes sobre el bosque, viajes en lancha y visitas a la Granja Modelo Gamitana, donde la Asociación Inkaterra trabaja de manera conjunta con comunidades locales.

5. Lo Mejor de Myanmar (Intrepid Travel)

La compañía Intrepid Travel promete grandes aventuras para pequeños grupos, todas cobijadas por viajes genuinamente responsables. Su recorrido de lo mejor de Myanmar, por ejemplo, ofrece una completa compensación de carbono, 577 kilogramos por pasajero.

El transporte y el alojamiento son locales, incluyendo una estadía en el primer proyecto turístico comunitario del país, en Myaing, donde los mismos habitantes proveen las comidas y las actividades.

6. Reserva Natural Bushmans Kloof (Sudáfrica)

La Reserva Natural Bushmans Kloof está a más de 270 kilómetros de CIudad del Cabo, en las Montañas Cederberg (Sudáfrica).

La Reserva Natural Bushmans Kloof es una reserva de 18.000 hectáreas, a 273 kilómetros de Ciudad del Cabo, en las Montañas Cederberg. En África es normal que los hoteles trabajen con las comunidades en proyectos de conservación, pero en Bushmans Kloof esto llega a otro nivel.

Hay iniciativas para procesar aguas residuales, tener granjas orgánicas y sostenibles y ahorrar energía, pero es con los proyectos para proteger y reintegrar a las especies amenazadas que se han destacado. Esta reserva es el hogar de la cebra de montaña de El Cabo y alberga unos 130 sitios de arte rupestre, que tienen más de 10.000 años.

7. Conservación de tortugas (Kyrenia, Chipre)

La costa norte de la mediterránea isla de Chipre está prácticamente intacta. Y allí hay una playa (Alagadi) con un atractivo particular para un visitante especial: tortugas verdes y cabezonas que están en peligro de extinción.

Se estima que en todo el Mediterráneo quedan solo unas 400 tortugas verdes y unas 2.000 tortugas cabezonas. Aquí se reciben voluntarios, básicamente estudiantes de doctorado, aunque no solamente. Los que vayan deben contar por lo menos con tres meses para comprometerse con el proyecto y todos los voluntarios deben contribuir con sus gastos de alimentación y alojamiento.

LEE: Estos son los resorts más remotos y lujosos de Filipinas

8. Península Osa (Costa Rica)

La Península Osa de Costa Rica se jacta de ser el lugar “más intenso biológicamente” del planeta.

La Península Osa de Costa Rica se jacta de ser el lugar “más intenso biológicamente” del planeta. Eso significa que alberga el 2,5% de la biodiversidad del mundo, en un área que ocupa la mitad del tamaño de Rhode Island.

La empresa Lokal Travel ofrece una exploración de ocho días en la región, visitando tres comunidades selváticas y conociendo las cooperativas que han lanzado formas sostenibles de obtener ingresos.

En otros lugares, puedes disfrutar de cabalgatas al atardecer, playas remotas o canotaje en una laguna privada rodeada por 1.000 hectáreas protegidas de un bosque prístino.

9. Retiro de yoga en Oleiros (Portugal)

Lejos del camino turístico en Oleiros, en el centro de Portugal, hay un retiro de yoga en el que las clases y la meditación van de la mano con la naturaleza y una vida sencilla. El alojamiento es en yurtas de estilo mongol que están desconectadas de todo, tienen lámparas de lectura solares, agua caliente y baños ecológicos.

Los muebles están hechos de maderas de árboles locales (pinos, olivos y castaños), la mayoría de la comida sale de huertas y hay una reserva cerca (la del Río Zezere) donde puedes nadar en aguas cristalinas.

10. La Esmeralda (Cornwall, Inglaterra)

El proyecto de eco-desarrollo La Esmeralda en Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, es el único de Gran Bretaña que ofrece alojamiento con emisiones nulas de carbono. En la práctica, eso significa que generan su propia electricidad, producen su propia agua y la reutilizan y usan materiales reciclados. También han sembrado cientos de árboles nativos, reduciendo su consumo de energía en un 90%.

Tiene cuatro casas revestidas en cedro que ofrecen servicios como jacuzzi privado, además de tener una piscina cubierta y climatizada, gimnasio y área de juegos. También cuenta con cuatro hectáreas de bosque listas para ser exploradas.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all