Noticias

Los bares de Bangkok son un regalo para los ojos; estos son 9 de los más impresionantes

Posted June 15

(CNN) - En Bangkok, el bar The Bookshop desafía las leyes de la gravedad con sus estanterías invertidas y libros ‘flotantes’. En el enorme centro comercial CentralWorld, el bar Tales of Gold Mine imita una mina de oro del siglo pasado, en el lejano oeste de Estados Unidos.

Por supuesto, los conceptos de diseño no necesitan ser indignantes para ser hermosos. Desde un bar de clásico estilo parisino hasta sorprendentes bares en las alturas, aquí te decimos cuáles son 9 de los bares más agradables, estéticamente hablando, de la capital de Tailandia.

MIRA: Los mejores bares del mundo

1. Smalls

Este bar es una suntuosa mezcla de paños de color carmín, suelo de baldosas rococó y arte contemporáneo. Está en Suan Phlu Soi, que en el último año se ha convertido en un extraño refugio de bares y restaurantes relajados. Tiene tres pisos y fue fundado por David Jacobson y Bruno Tanquerel.

“Queríamos un ambiente relajado, funky y parisino que no se tomara a si mismo muy en serio. A nosotros nos gusta la originalidad del diseño y disfrutamos crear atmósferas donde la gente se sienta en casa instantáneamente”, dice Jacobson.

El dueño de Smalls David Jacobson dice que está cansado de los bares corporativos y con estilo industrial.

2. A R. Sutton & Co Engineers Siam

El australiano Ashley Sutton transformó dramáticamente el aspecto y el ambiente de los bares de Bangkok cuando llegó a la ciudad, a finales de la década pasada. Comenzó con su fantástica barra de hierro forjado en Iron Fairies y siguió con el deslumbrante espacio interior de The Bookshop y Mr. Jones' Orphanage.

Su nuevo bar (el único del que es dueño actualmente) es el íntimo A R. Sutton & Co Engineers Siam. Es excéntrico y tiene muy bien ubicados accesorios de metal, luces en espiral y muebles antiguos. El lugar también es una destilería de ginebra así como la oficina de Sutton.

3. Maggie Choo's

Una discreta puerta de madera en el Hotel Novotel Bangkok Fenix Silom es la entrada a este maravilloso mundo subterráneo ideado por... adivinaste: Ashley Sutton.

Es uno de los bares más sensuales de la ciudad para tomar vinos finos y cocteles, mientras oyes a grupos de jazz en la noche. El Maggie Choo’s irradia secretismo y arrogancia, desde sus cuartos privados escondidos tras puertas de acero hasta su iluminación tenue y sus lujosos muebles. Aquí también hay un delicioso restaurante de comida thai y china.

4. The House on Sathorn

Después de tres años de remodelaciones, esta mansión colonial de 126 años ha reabierto sus puertas como destino ideal para beber y comer algo. Antes sede de la embajada de Rusia, The House on Sathorn es ahora parte del Hotel W Bangkok, que está justo al lado.

Su diseño interior rinde homenaje a la historia de la casa y se inspira en la elegancia realeza rusa y tailandesa.

5. Namsaah Bottling Trust

Si estás en Bangkok no puedes dejar de ir al Namsaah Bottling Trust, un bar/restaurante de cocina tailandesa fusión, ubicado en una casa de principios del siglo XX, que antes fue oficina de empresa embotelladora, sede central de un banco y residencia de los consejeros de los reyes. Hoy, está llena de adornos orientales, tejidos regionales y muebles antiguos.

Una de sus estrellas es el famoso chef Ian Kittichai, con exitosos restaurantes en ciudades como Mumbai, Hong Kong, Barcelona y Nueva York.

MIRA: Siete de los bares clandestinos más fascinantes del mundo

El Namsaah Bottling Trust está en una casa de principios del siglo XX, que antes fue oficina de una empresa embotelladora, sede central de un banco y residencia de los consejeros de los reyes.

6. Tep Bar

El Tep Bar es la respuesta de Kong Kangwarnklai a la falta de identidad auténticamente tailandesa de Bangkok, que en los últimos años se ha llenado de influencias foráneas. Lo cofundó en el 2015 con tres socios, en una casa centenaria de dos pisos en la concurrida zona de Soi NaNa, en el margen de Chinatown.

Allí podrás tomarse un whisky local de hierbas (dong) y oír música tradicional tailandesa, entre otras cosas.

Lo más sorprendente de este espacio son las hileras de bloques cubiertos de oro entre las paredes de concreto, un inteligente guiño a tiempos antiguos en que los Siameses enterraban Budas de oro entre el cemento para esconderlos de los invasores.

7. Sing Sing Theater

Si pudiéramos ir a un elegante club nocturno en la antigua China, se parecería mucho a un lugar como el Sing Sing Theater (o simplemente el Sing Sing).

El Sing Sing se caracteriza por sus diseños chinos: sombrillas de papel, linternas y jaulas de metal. Pasajes secretos y escaleras simétricas ayudan a darle un ambiente misterioso al lugar. Abrió en el 2015 y ya es uno de los más populares de la ciudad.

Está iluminado por luces rojas y cada noche presenta una película del siglo XX en una pantalla de metal. Las actuaciones en vivo –desde grupos de danza burlesca hasta comediantes– son frecuentes.

8. Teens of Thailand

Justo a la vuelta de la esquina del Tep Bar está el bar dedicado a la ginebra Teens of Thailand.

Sus paredes de concreto desnudo están adornadas con fotos mayoritariamente lascivas y sus cocteles son hechos por Niks Anuman-Rajadhon.

Hay un bar dedicado a la ginebra en Bangkok. Se llama Teens of Thailand y sus paredes de concreto desnudo están adornadas con fotos mayoritariamente lascivas.

9. Red Sky

Entre los muchos errores de la película The Hangover II en Bangkok está el de haber filmado en el bar en una terraza que no era: la mejor locación era el Red Sky, en el gran centro comercial CentralWorld. Es un bar pretencioso, ubicado en un piso 55. Y muy concurrido.

Destacado por sus arcos de colores cambiantes y su bar luminiscente, el Red Sky ofrece unas vistas panorámicas increíbles de la ciudad.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all