banner
Noticias

Lo que Houston puede aprender de Katrina

Posted August 28

Nota del editor: Douglas Brinkley es profesor de historia en la Universidad Rice de Houston y autor de "The Great Deluge: Hurricane Katrina, New Orleans, and the Mississippi Gulf Coast". Las opiniones en este artículo son de su propia responsabilidad.

(CNN) - A medida que las aguas de las inundaciones se precipitan alrededor de Houston, mientras miles de personas están atrapadas en sus hogares, mientras la Guardia Costera lucha contra la lluvia torrencial y los fuertes vientos para rescatar a los desamparados, se necesita que más tejanos con botes se lancen a una acción cívica. Ahora mismo. Ningún sistema de drenaje urbano puede manejar este tipo de diluvio.

Las comunidades inundadas no pueden esperar a que se materialice la ayuda de Washington. Ese es un terrible error. La caballería mágica no siempre llega después de que un huracán toca tierra. Los houstonianos tienen que salvar a los houstonianos en este momento, como ya lo están haciendo valientemente.

Jane Rhodes es rescatada por sus vecinos en Friendswood (Texas), este 27 de agosto.

Esto es especialmente cierto porque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece preocupado en tuitear sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el exsheriff Joe Arpaio y las prohibiciones a los transgénero, y y desvergonzadamente pregonar las memorias de un sheriff en Amazon en lugar de estar completamente comprometido como jefe de emergencias.

LEE: Harvey provoca inundaciones "catastróficas" en el sur de Texas

Como sobreviviente del huracán Katrina, vi de primera mano cómo los barcos de recreo, utilizados para la pesca, la caza y el esquí acuático, pueden convertirse en una especie de Marina Popular. Todos los barcos en el sur de Texas y Lousiana que el huracán Harvey no dañó o destruyó, los anclados en los puertos deportivos de Clear Lake City y Baytown, deben ponerse en acción.

Esto se debe hacer, por supuesto, después de comprobar con las autoridades estatales, locales y federales sobre cómo sacarle provecho a su bote, algo muy importante por razones de seguridad y para evitar la duplicación de esfuerzos.

Se necesita que una flotilla de remolques de embarcaciones de recreo (incluyendo botes, canoas, kayaks y balsas inflables) para rescatar a decenas de ciudadanos atrapados en apartamentos, hospitales, hogares de vivienda asistida y granjas.

LEE: Minuto a minuto: Harvey deja devastación en Texas

Con la oscuridad y peores inundaciones por venir, las víctimas traumatizadas necesitan llegar rápidamente a un terreno alto y seco. En la actualidad 600 barcos están siendo utilizados para rescates, pero se necesita aumentar esa cantidad a más de 1.000, para rescatar rápidamente a los que están en peligro, con una operación muy precisa. Las víctimas no deben tener que andar por las aguas inundadas y correr el riesgo de estar expuestas a productos químicos tóxicos, objetos punzantes peligrosos, culebras venenosas, caimanes y ratas.

Se necesita que una flota como la denominada "Marina Cajun" del Katrina, patrulle los peligrosos lagos, lagos y ríos de la ciudad, y que monitoree los conjuntos residenciales en los que el agua llegue a los 6o cm o 1,2 metros. Cuanto más ayuda, mejor. Más vecinos ayudando a los vecinos. Esto es esencial para minimizar el número de muertos.

Una casa afectada por graves daños en el barrio Key Allegro en Rockport.

LEE: Cómo las redes sociales están ayudando a Houston con las inundaciones de Harvey

Aprendí de Katrina que hay una ventana de 72 horas luego de inundaciones catastróficas para evitar la pérdida innecesaria de vidas. Los apagones eléctricos pondrán en peligro a las personas que necesitan respiradores y máquinas de diálisis. Muchos parapléjicos y ancianos con Alzheimer que quedan solos estarán en apuros. Los diabéticos necesitarán insulina. Los houstonianos olvidados con enfermedades del corazón, riñón y otras condiciones médicas graves estarán pidiendo ayuda.

En las próximas horas, el peligro de fugas de gas natural, que causa incendios y explosiones, aumenta considerablemente. Las inundaciones en el sótano harán que los sistemas de energía eléctrica produzcan un cortocircuito.

Hay una cantidad absurda de agua por todas partes. Más de 250 carreteras en Texas ahora están bajo el agua. No obstante, las variantes en las inundadas interestatales se pueden utilizar como sitios de salida de embarcaciones.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, debe seguirle dando a los lugareños la guía de emergencia apropiada, y se necesitan urgentemente más operadores de la línea 911.

La campana de la historia ha sido tocada y necesitamos acción ciudadana directa.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all