Noticias

Las cinco tragedias que dieron origen al iPhone

Posted June 29

(CNNMoney) - El desarrollo original del iPhone fue una tarea épica envuelta en capas de confidencialidad paranoica. Cuando el smartphone de Apple salió a la venta el 29 de junio de 2007, el mundo era dominado por teléfonos con tapa y Blackberrys con teclados diminutos. La gente llevaba iPods para su música, Palm Pilots para sus calendarios y cámaras compactas para fotografías. Tener todas esas cosas en un rectángulo que cabía en tu bolsillo parecía una locura. Hacerlo sin un teclado era aún más loco.

Diez años después, han salido los detalles sobre lo que en verdad le costó a Apple crear un dispositivo completamente nuevo que cambió el mundo. Estas son algunas de las historias sobre el nacimiento del iPhone.

1. El iPhone existe porque Steve Jobs no soportaba a alguien en Microsoft

"Todo comenzó porque Steve odiaba a este tipo en Microsoft", dijo el exejecutivo de Apple, Scott Forstall durante una plática reciente en el Museo de Historia de la Computación.

El empleado de Microsoft estaba casado con una amiga de Laurene Powell Jobs, la esposa de Steve y se encontraban en eventos sociales. Una vez, el hombre no paraba de decir cómo Microsoft iba a arreglar la computación en laptops con tabletas y lápices ópticos.

"Él lo dijo en la cara de Steve, la manera en que dominarían el mundo con sus nuevas tabletas y plumas”, dijo Forstall. "Steve llegó el lunes, hubo una serie de insultos y después fue algo como: ‘Vamos a mostrarles cómo se hace en realidad’”.

Jobs pensaba que usar un lápiz óptico era engorroso y dijo que la gente en cambio debería de usar sus dedos, así que hizo que un grupo comenzara a trabajar en una tablet con tecnología touchscreen.

Jobs quería hacer esa tecnología del tamaño de un teléfono, así que el equipo de diseño de Apple generó la demostración de una agenda de contactos en una pantalla touch.

"El segundo en el cual empezó esa demostración, sabías que eso era, no había duda. Esa era la manera en que debía comportarse un teléfono, Steve lo vio y dijo: “OK, pongan la tablet en espera, vamos a crear un teléfono”, dijo Forstall.

2. Cómo era en realidad trabajar para Steve Jobs

"Él era la persona más intensa que he conocido”, dijo Forstall en el Museo de Historia de la Computación. “He conocido una serie de líderes mundiales y puedo decirlo por experiencia, cenar con un líder mundial es relajante en comparación con un almuerzo un martes con Steve. Él era increíblemente motivado, muy demandante y forzaba a la gente a hacer lo mejor”.

Jobs era conocido por gritarles a sus empleados y utilizar lenguaje ‘colorido’, pero sus arrebatos eran preferibles a su silencio.

LEE: ¿Cómo le ganó Android al iPhone y logró "dominar" el mundo?

"Esas eran las ocasiones en las que Steve iba de maniaco y furioso; gritando y regañando a todo mundo, a sentarse en su silla”, dijo Andy Grignon, un exingeniero senior en Apple a CNNTech. "Teníamos estas mecedoras y él y Tim Cook se sentaban frente a frente. Se mecían en secuencia, era una de las cosas más extrañas que he visto”.

"Esos eran los momentos en que estabas más aterrorizado: cuando se callaba, tenía esa mirada pensativa y sólo estaba contemplando. Sabías que todos estaban en problemas”, dijo Grignon.

Jobs y Grignon tuvieron una relación "tensa" en un punto, Jobs le puso el sobrenombre “f**kchop”, un término despectivo usado en EU, pero Grignon admite que su estilo era efectivo.

"Era de manera particular muy satisfactorio, sé que suena raro escuchar que después de todo el abuso verbal y todas las cosas extrañas él te hiciera un cumplido. Estabas en las nubes por el resto del día”, dijo Grignon.

De acuerdo con Forstall, estaba el otro lado de Jobs: "él era verdaderamente compasivo y dedicado a sus amigos y familia”.

Jobs incluso salvo la vida de Forstall en una ocasión, dijo: “yo estaba en el hospital con un virus extraño, había estado enfermo por meses y había perdido 15 kilos, pero los doctores no habían sido capaces de ayudarme. Entonces Jobs introdujo sigilosamente a su acupunturista al Hospital Stanford una noche. Trabajaron hasta el amanecer y comencé a mejorar inmediatamente. Estaba muriendo, Steve trajo a esta persona y me salvo la vida. Así que siempre, siempre estaré en deuda con él”.

3. ¡Psssst! ¿Puedes guardar un secreto?

Antes de que el iPhone hiciera su debut público en la convención Macworld de 2007, era un proyecto top secret en la sede de Apple en Cupertino. Apple empezó a trabajar oficialmente en el iPhone a finales de 2004 y cientos de empleados fueron seleccionados para trabajar en el proyecto. Este producto introdujo un nuevo nivel de confidencialidad a la compañía, así como diseños de oficina creativos.

LEE: ¿Cómo tomar mejores fotos con tu iPhone? Lee los consejos del fotógrafo del año de los IPPAwards

Apple aseguró un piso con cámaras de seguridad y lectores de credenciales para el equipo del iPhone. Fue llamado ‘Purple Dorm’ (Dormitorio Púrpura) y el lema de la película ‘Club de la Pelea’ estaba pegado en la puerta: “La primera regla del Purple Project es que no hablas sobre él fuera de estas puertas”, dijo Forstall durante una audiencia en la corte en 2012.

El reportero Fred Vogelstein escribió un libro sobre la carrera de Apple y Google por dominar el mercado de los smartphones. Él dijo que Jobs creía que era importante mantener aislada la información del iPhone entre los equipos para que no se filtrara.

"Llegarías a trabajar el lunes y de pronto los lugares en que solías tener acceso ya estaban fuera de tu alcance. Durante el fin de semana, los trabajadores habían reconfigurado el espacio de oficina sin avisarte”, dijo Vogelstein a CNNTech.

Los empleados no podían hablar sobre lo que estaban trabajando con sus colegas o sus familias. El ambiente de alta presión y las largas horas de trabajo afectaron a algunos empleados. Después de una pelea sobre quién había visto menos a sus hijos, un gerente del programa cerró la puerta de golpe y rompió la cerradura. Sin poder llamar al cerrajero, Forstall, Grignon y otros, tomaron turnos para pegarle a la puerta con un bate de metal.

"Probablemente fue la suma perfecta de la vida en iPhone en ese momento. Un grupo de personas de diferentes partes de la organización golpeando un cerrojo que salió de una discusión sobre quién pasó menos tiempo con sus hijos”, dijo Grignon. "O sea, ¿qué tan estropeado está eso?”

4. Las ideas que no lo lograron

El iPhone final no habría sido posible sin una serie de prototipos fallidos.

"¿Recuerdan el iPod con la rueda de clics? Play, pausa, siguiente, previo, ese tipo de cosas”, dijo Grignon. "Imaginen ese mismo dispositivo, pero del 0 al 9, A, B, C, D, E, F, todo en un círculo. Llamabas y escribías mensajes como en un teléfono de disco. Era terrible usarlo tal como suena, pero esa fue nuestra primera aproximación a crear un teléfono”.

Hubo una gran presión por eliminar la ranura del SIM, de acuerdo con Tony Fadell, exvicepresidente senior de Apple. Las versiones anteriores tenían pantallas de plástico en lugar de vidrio. Hubo largos debates sobre si incluir un bisel, el anillo metálico que rodea la pantalla. Un equipo quería basar el sistema operativo en Linux en lugar de Mac OS X.

La falta de teclado en el iPhone era una de las decisiones más controversiales y finalmente más exitosas de Apple. En un punto, “el equipo experimentó con un teclado de membrana delgada que no contaba con teclas reales, tenía pequeños recuadros en él y podías tocarlos con tus dedos”, de acuerdo con Grignon.

"El teclado fue absolutamente la mayor decisión que tuvimos que hacer, ya sea si iba a tener un teclado en hardware o si iba a ser un teclado en software”, dijo Fadell a CNNTech. "Nunca habría sido tan bueno como un teclado de hardware, pero sin el teclado físico habría muchos más beneficios.

5. Los accidentes

El viaje de tres años desde la idea a un producto vendible casi se arruina en múltiples ocasiones, aunque no todos los problemas fueron técnicos. Mucho antes de que el famoso iPhone 4 fuera encontrado en un bar, Fadell dejó el prototipo original del smartphone en un avión en Alemania. Tuvo que pedirle a un grupo de personas que buscaran en el avión sin decir qué era exactamente el dispositivo.

"Fue como: “Es una cosa negra, parece un pedazo de vidrio de un lado y plástico en el otro. Es un poco más grande que el tamaño de un set de cartas. Por favor encuentren esta cosa, debo tenerla, tengo que tenerla”.

Lo encontraron escondido debajo del cojín de su asiento.

Y después fue la demostración final en el escenario, en donde mucho podría haber salido mal. El equipo contaba con varias copias de respaldo listas para salir, pero la demostración salió sin ninguna complicación. Y el resto es historia.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all