Noticias

La nueva figura en la controversia Trump-Rusia: Rinat Akhmetshin

Posted 12:18 p.m. Saturday

(CNN) - La saga sobre la reunión de junio de 2016 entre altos funcionarios de la campaña de Trump y una abogada rusa dio otro giro el viernes cuando se reveló que hubo más participantes, incluyendo un lobista ruso-estadounidense que sirvió en el ejército soviético y ahora promueve intereses alineados con el Kremlin en Washington.

La presencia de Rinat Akhmetshin en la reunión a puerta cerrada en la Torre Trump ha provocado nuevos cuestionamientos sobre el propósito de la reunión, que fue presentada a Donald Trump Jr. como una oportunidad para recibir información potencialmente perjudicial del gobierno ruso sobre Hillary Clinton.

Según Trump Jr., la reunión se centró rápidamente en la cuestión de la prohibición rusa a que los estadounidenses adopten niños de Rusia, una medida de represalia que puso en marcha Moscú tras la promulgación de la Ley Magnitsky en Estados Unidos, una ley de 2012 que permite retener visas y congelar los activos de los rusos que se cree que han violado los derechos humanos.

CNN ha confirmado que al menos ocho personas estaban en la sala, incluyendo Trump Jr ., el yerno de Trump, Jared Kushner; el presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort; Akhmetshin; la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, el publicista Rob Goldstone, quien ayudó a organizar la reunión; un traductor y un representante de la prominente familia rusa que inició la reunión. Esta información proviene de fuentes familiarizadas con los detalles de la reunión que no proporcionaron todos los nombres de los asistentes.

LEE: Había más personas en reunión en la Torre Trump

CNN ha buscado a Akhmetshin para hacer comentarios. Él es un lobista registrado para la organización de Veselnitskaya que se ha centrado en presionar a Washington para revocar las sanciones de Magnitsky, según registros.

Lleva en Estados Unidos más de 20 años, y su historia ha sido una fuente de intriga durante meses. El presidente de la Comisión Judicial del Senado, Chuck Grassley, pidió más información sobre su historial inmigratorio en abril, cuando su comité investigó una denuncia de que Akhmetshin, Veselnitskaya y otros participaron en un lobby no revelado en nombre del Kremlin para debilitar la Ley Magnitsky.

Akhmetshin se registró en abril de 2016 como lobista de la organización de Veselnitskaya, que estaba luchando para revocar la Ley Magnitsky. La demanda presentada acusa a Akhmetshin de no ser sólo un cabildero de esta organización independiente, sino de ser un lobista del gobierno ruso.

LEE: El veneno ruso que paraliza a la presidencia de Trump

Veselnitskaya fundó un grupo que buscaba la eliminación de la prohibición de Moscú sobre la adopción de niños rusos por ciudadanos estadounidenses, que puso en marcha en represalia por la Ley Magnitsky. También ha tratado de derogar esa ley.

Servicio militar ruso

Los antecedentes de Akhmetshin y su servicio militar en la Unión Soviética han contribuido sustancialmente a la intriga en torno a sus actividades en Estados Unidos.

Akhmetshin nació en la Unión Soviética. Se mudó a Estados Unidos en 1994 y se convirtió en ciudadano estadounidense naturalizado en 2009, según un comunicado que dio a Radio Free Europe.

En un proceso civil no relacionado con la investigación de Rusia, fue descrito como "un exoficial soviético de contrainteligencia militar". Y en la demanda presentada ante el Departamento de Justicia por un aliado de la Magnitsky sobre su presunto lobby no declarado para el Kremlin, fue llamado "un exmiembro de los servicios de inteligencia militares rusos (GRU)".

Steve LeVine, editor de Axios que dice conocer a Akhmetshin desde 1998, afirma que Akhmetshin "describió abiertamente sus años como oficial en el GRU soviético, el brazo de inteligencia militar, que sirve en Afganistán".

Pero en entrevistas recientes, Akhmetshin ha negado esa caracterización de su experiencia, describiéndola como más rutinaria. Él sirvió en el ejército soviético entre 1986 a 1988, diciendo que su unidad estaba en los países bálticos y era "en líneas generales parte de contrainteligencia", según The Associated Press.

En una entrevista con el Washington Post el viernes, Akhmetshin sostuvo que nunca trabajó para la inteligencia militar rusa, ni trabajó para el gobierno ruso. Pero reconoció que su unidad militar estaba involucrada en "asuntos de aplicación de la ley" y "algunos asuntos de contraespionaje".

Dijo al periódico: "He trabajado como soldado durante dos años, como decenas de millones de jóvenes rusos que fueron reclutados, estoy orgulloso de mi servicio militar, nunca he trabajado para el gobierno ruso ni para ninguno de sus miembros. No fui oficial de inteligencia, nunca".

LeVine dijo que nunca tuvo la impresión de que Akhmetshin todavía trabajara para la inteligencia rusa. "Nada de lo que supe en numerosos reportajes intensos con Akhmetshin a lo largo de los años -en la ex Unión Soviética y en Estados Unidos- sugería una relación actual", dijo.

Akhmetshin insistió en que era leal a Estados Unidos en una declaración de julio de 2016 a Radio Free Europe: "Soy ciudadano estadounidense desde 2009 que paga impuestos, obtuvo su ciudadanía después de vivir aquí desde 1994 y juré lealtad a Estados Unidos de América".

MIRA: Donald Trump Jr. cambió su versión sobre reunión con abogada rusa

 

 

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all