banner
Noticias

En medio del huracán Irma y el techo de la deuda, hay dos cosas que deberían preocuparles a los republicanos

Posted September 8

Washington (CNN) - En medio de amplia cobertura noticiosa sobre el huracán Irma y el acuerdo sobre el techo de la deuda del presidente Donald Trump con los demócratas, es casi seguro que no hayas escuchado estos dos nombres: Charlie Dent y Dave Reichert.

Y, lo más probable es que, si eres una persona seminormal que no sigue obsesivamente la política, no reconozcas ninguno de sus nombres.

Charlie Dent (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Pero los anuncios de retiro de estos dos republicanos moderados de la Cámara de Representantes de competitivos distritos electorales es, sin duda, el desarrollo político más importante de la semana, con consecuencias potencialmente duraderas sobre Washington.

LEE: Por qué un impopular Trump y su partido aún pueden ganar las elecciones legislativas de 2018

¿Por qué? Ambos hombres representan un creciente abandono del actual Partido Republicano por parte de políticos que se sitúan en el centro ideológico, o, como Dent lo dejó sentado en un comunicado publicado la noche del jueves en el que anunciaba su retiro, el "ala gobernante" de esa colectividad política.

(Nota: los demócratas no tienen mucho de eso llamado "ala gobernante" después de las derrotas en 2010 y 2014).

Vale la pena citar la parte clave de esa declaración de Dent:

"Como miembro del ala gobernante del Partido Republicano, he trabajado para inculcar estabilidad, certeza y previsibilidad en Washington. He luchado para cumplir con las funciones básicas del gobierno, como mantener las luces encendidas y prevenir el incumplimiento".

"Lamentablemente, eso no ha sido fácil debido a las perturbadoras influencias externas que se benefician de la creciente polarización y la rigidez ideológica que conduce a la disfunción, el desorden y el caos".

Es difícil imaginar a un demócrata escribiendo una acusación más franca del estado actual del Partido Republicano que esta.

Lo que Dent está dejando claro, sin decirlo exactamente, es que ya no pensaba que valiera la pena luchar contra las fuerzas de la rígida ortodoxia que habían invadido su partido. Que él no dejó a su partido, si no que el partido lo dejó a él.

Ileana Ros-Lehtinen

"Sabes que espero una cierta cantidad de disfunción en el gobierno, pero esos tipos le han quitado la "diversión" a la disfunción", le dijo Dent a Manu Raju, de CNN, en una entrevista este viernes.

Los retiros conjuntos tanto de Dent como de Reichert importan mucho más en algún debate esotérico sobre el actual estado ideológico del Partido Republicano bajo el gobierno de Donald Trump. Ambos representan distritos (uno en Allentown, Pensilvania, y el otro en los suburbios de Seattle) que bien podrían convertirse en demócratas en las decisivas elecciones de 2018

Reichert es uno de los 23 republicanos que representa a un distrito que ganó Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016. Su distrito, el octavo, también lo ganó Barack Obama en 2012. El décimo quinto distrito de Dent es levemente más amistoso para con los republicanos: Trump ganó por 7 puntos en 2016, pero Mitt Romney se lo llevó por menos de tres en 2012.

LEE: ¿Qué dice el republicano Paul Ryan contra Trump en el audio que publicó Breitbart?

Dent y Reichert son los republicanos 13 y 14 de la Cámara en anunciar sus planes de dejar sus cargos en 2018. Casi la mitad de ellos (seis) lo están haciendo sin otro trabajo obvio en mente, según James Hohmann, del Washington Post. Reichert es el segundo miembro en retirarse de un distrito que Clinton ganó en 2016. La representante por Florida Ileana Ros-Lehtinen, otra abierta moderada, anunció que abandonaría el Congreso a principios de este año.

Como señaló el analista de Inside Elections Nathan Gonzales en Roll Call a principios de esta semana, casi seguramente habrá más retiros por venir. Calculó que, en promedio, 22 miembros se han retirado sin otro empleo en cada elección desde 1976.

El peligro para los republicanos es que Dent y Reichert (y Ros-Lehtinen) son la vanguardia de una estampida de los moderados republicanos abandonando el Congreso. La mayoría republicana (una de las más grandes en los últimos 100 años) se basa en sus ganancias no sólo en el sur durante las dos últimas décadas, sino también en la fuerza sorprendente en el corredor noreste, de Nueva Jersey a Maine. La gran mayoría de esos miembros se identifican mucho más con Dent o Reichert ideológicamente que con, por ejemplo, Steve King, de Iowa.

MIRA: Los republicanos ya no aguantan los tuits de Trump

Pero el presidente republicano ha gobernado (excepto esta semana) de una manera que convence mucho más a King que a Dent. Y, cada vez más, los llamados a la pureza del partido están obligando a los republicanos moderados a unas controvertidas primarias. Parece más que una coincidencia, por ejemplo, que el retiro de Dent llegue después de la decisión del representante Justin Simmons de competir en primarias. Simmons criticó a Dent como alguien que está más alineado con los demócratas que con los republicanos.

Y, como Dent señaló en su declaración de retiro, un mundo entero de grupos externos han crecido para fomentar, alimentar y financiar estos desafíos ideológicos, proporcionándoles una viabilidad que ni siquiera podrían haber tenido hace una década.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all