Noticias

El volcán de Filipinas que está dentro de una isla que a su vez está dentro de un lago

Posted June 9

Nota del editor: Las series de viajes de CNN suelen contar con un transporte patrocinado por parte de los países y regiones sobre las que escribimos. Sin embargo, CNN mantiene completo control editorial sobre todos sus reportes.

(CNN) - Está considerado como uno de los volcanes activos más peligrosos del mundo.

A solo 55 kilómetros del sur de Manila, el volcán Taal ha tenido 30 erupciones desde el siglo XVI, que han dejado más de 5.000 personas muertas.

Sin embargo, es escalado por docenas de grupos de relajados turistas.

Tal vez estén tranquilos por la reputación del Taal como el volcán activo más pequeño del mundo (tiene solo 311 metros de altura), un título que está en peligro dado que su sonido es relativamente amedrentador.

O tal vez es que tras ocho erupciones en las décadas de 1960 y 1970, el volcán Taal no ha ventilado su furia desde 1977.

También es que está en una ubicación increíble. Única.

El volcán Taal está en una isla, que a su vez está dentro de un lago, todo contiguo a la ciudad turística de Tagaytay, popular lugar al que se escapan los habitantes de Manila. Pero dentro de su propio cráter hay otro lago, donde hay una nueva isla volcánica.

LEE: Estos son los resorts más remotos y lujosos de Filipinas

1 de 7

| A unos 30 minutos al sur de Manila se encuentra el volcán Taal, que a su vez está en una isla, que está dentro de un lago, todo contiguo a la ciudad turística de Tagaytay, popular lugar al que se escapan los habitantes de la capital de Filipinas. A pesar de ser el volcán activo más pequeño del mundo (tiene solo 311 metros de altura), cada año es visitado por miles de turistas. Recorre la galería para conocer más sobre este volcán que se parece mucho a una muñeca rusa.

2 de 7

| Luego de llegar a Tagaytay, los visitantes deben tomar un bote o canoa que atreviese las aguas del Lago Taal para llegar a la isla Volcano. El viaje, de 15 minutos, cuesta cerca de 10 dólares por trayecto, aunque también puedes alquilar un bote por tu cuenta.

3 de 7

| Es mejor estar bien informado antes de ascender el volcán más peligroso de Filipinas. El volcán Taal ha tenido 30 erupciones desde el siglo XVI, que han dejado más de 5.000 personas muertas.

4 de 7

| El volcán solo se cierra a los visitantes cuando las autoridades filipinas elevan la alerta del nivel 0 al nivel 1, lo que significa que no hay amenaza de erupción inminente pero el volcán se está comportando de manera anormal.

5 de 7

| Una vez que los visitantes llegan al muelle principal de la isla Volcano pueden escoger si hacen una caminata de 30 a 45 minutos para subir hasta el borde del cráter o hacen el ascenso a caballo.

6 de 7

| Una pequeña oficina de turismo junto al muelle ofrece el viaje en caballo, con guía, por 20 dólares. Considerando el calor y la humedad en Tagaytay durante todo el año, hacerlo a caballo es una buena idea.

7 de 7

| Los más aventureros pueden caminar alrededor del borde del cráter. Hay dos caminos, ambos de casi un kilómetro de largo, que van en direcciones opuestas. El vapor que se eleva desde la tierra cerca de los caminos nos recuerda el poder letal del volcán. Desde allí se está en un lugar privilegiado para observar la pequeña isla volcánica llamada Vulcan Point, que está dentro del Lago Cráter.

Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva)Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)Haz clic aquí para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)

¿Listo para tomar el riesgo?

Luego de llegar a Tagaytay, el primer paso es tomar un bote que atreviese las aguas del Lago Taal para llegar a la isla Volcano.

El viaje, de 15 minutos, cuesta cerca de 10 dólares por trayecto, aunque puedes alquilar un bote por tu cuenta o unirte a uno de los grupos que hacen el tour desde Tagaytay.

Una vez que los visitantes llegan al muelle principal de la isla Volcano pueden escoger si hacen una caminata de 30 a 40 minutos para subir la ladera o hacen el ascenso a caballo.

Una pequeña oficina de turismo junto al muelle ofrece el viaje en caballo, con guía, por 20 dólares. Considerando el calor y la humedad en Tagaytay durante todo el año, hacerlo en caballo es una buena idea.

Cuando yo completé el ascenso hasta el borde del volcán detecté un olor químico y penetrante. Era difícil no sentir miedo pues los expertos advirtieron que el humo acre o los fuertes aromas sulfúricos son signos de que viene una erupción. Pero en la orilla encontré a una pareja sentada en una banca y comiendo helado, mientras una familia joven se reía pegándole a unas bolas de golf que enviaba al cráter.

Claramente, no había razón para preocuparse.

El volcán solo se cierra a los visitantes cuando las autoridades filipinas elevan la alerta del nivel 0 al nivel 1, lo que significa que no hay amenaza de erupción inminente pero el volcán se está comportando de manera anormal.

La recompensa de escalar el volcán es, para muchos visitantes, disfrutar con las increíbles vistas del cráter, el lago y más allá.

Con la luz de la tarde las aguas del Lago Cráter parecen hervir en algunas áreas, mientras otras están manchadas de blanco por el azufre.

MIRA: Así se vieron los volcanes activos durante el 2016

Los más aventureros pueden caminar alrededor del borde. Hay dos caminos, ambos de casi un kilómetro de largo, que van en direcciones opuestas y rodean el borde del cráter. Son delgados, con fuertes descensos en un lado, así que hay que andar con cuidado. El vapor que se eleva desde la tierra cerca de los caminos, nos recuerda el poder letal del volcán.

Los caminos, además, ofrecen un lugar privilegiado para observar la pequeña isla volcánica llamada Vulcan Point, dentro del Lago Cráter.

Taal es como una versión volcánica de una muñeca rusa.

La pequeña Vulcan Point está dentro del Lago Cráter, que a su vez está dentro del Volcán Taal, que está dentro del Lago Taal. Y todo eso está dentro de la Caldera Taal, un cráter volcánico gigante creado hace cientos de miles de años por una enorme erupción.

Esa actividad tectónica prehistórica engendró una cadena de volcanes en el lado occidental de la isla Luzón, la más grande de las casi 7.000 islas que conforman a Filipinas.

El volcán Taal puede ser el más letal de todos ellos. Pero ha estado dormido durante 40 años. Así que este es un buen momento para visitarlo. 

Para llegar allí, buses y vans salen diariamente del centro de Manila hacia Tagaytay, en intervalos regulares. El viaje toma entre una hora y media y dos horas.

Desde Tagaytay, toma un taxi que te lleve a alguno de los pequeños embarcaderos a la orilla del Lago Taal. Luego, negocia con algunos de los operadores de los botes para hacer el viaje de 5 kilómetros hacia la Isla Volcano. Más información en Taalvolcano.org 

Ronan O'Connell es un fotoperiodista freelance. Ha publicado en más de 40 medios de todo el mundo, incluyendo BBC, The Guardian, San Francisco Chronicle, Toronto Star, South China Morning Post, Irish Examiner y Australian Financial Review.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all