Noticias

Cinco puntos claves sobre lo que dijo Jeff Sessions en su audiencia en el Senado

Posted June 14

(CNN) - El secretario de Justicia Jeff Sessions cautivó a Washington este martes al acabar los rumores de que tuvo una reunión privada con el embajador de Rusia en Estados Unidos y montó una defensa para el presidente Donald Trump, una semana después de que el exdirector del FBI, James Comey, se descargara contra ellos dos.

Rutinariamente Sessions dijo que no respondería preguntas sobre sus conversaciones con Trump, pero entregó más que suficientes respuestas en dos horas y media de testimonio este martes en la tarde.

LEE: ¿Por qué el secretario de Justicia, Jeff Sessions, dijo que no podía hablar sobre Rusia?

A continuación cinco cosas que supimos en esta audiencia

1. Sessions cerró la puerta de Kislyak y luego la volvió a abrir

Sessions tenía un objetivo principal: protegerse a sí mismo luego de que Comey lo arrastrara al centro del torbellino. Y al parecer lo hizo efectivamente en una fuerte declaración de apertura, donde cerró la puerta incluso a la posibilidad de que tuvo una tercera reunión con el embajador ruso Sergey Kislyak.

“No tuve ninguna reunión privada, tampoco recuerdo ninguna conversación con ningún funcionario ruso en el hotel Mayflower. No asistí a ninguna reunión en ese evento separado”, dijo Sessions.

Pero en la seguidilla de preguntas, Sessions abrió de nuevo lentamente esa puerta, protegiendo cada vez más sus respuestas.

Poco después de su discurso de apertura, Sessions dijo que si hubiera hablado con Kislyak, “no habría sido, se lo puedo asegurar, nada incorrecto, si hubiera tenido una conversación con él. Y es concebible que eso haya ocurrido. Solo que no lo recuerdo”.

Después, con un intenso interrogatorio de la senadora Kamala Harris, Sessions explicó sus evasivas.

“¿Me dejaría calificarlo? Si no lo califico usted me acusará de mentir. Así que necesito ser tan correcto como pueda”, dijo Sessions. “Y no soy capaz de darme prisa, me pone nervioso”.

2. La recusación de Sessions empezó casi inmediatamente y lo dejó sin saber nada sobre el hackeo ruso

El jefe del orden público de Estados Unidos nunca fue informado sobre el hackeo ruso a uno de los mayores partidos políticos o de cualquier esfuerzo de Rusia para desestabilizar las elecciones.

¿Por qué? Porque él personalmente se inhibió de todas las cosas relacionadas con los lazos de la campaña Trump con Rusia el día después de que se posesionara en el cargo. Lo que Sessions no explicó es por qué esperó un mes para decirle al público —y a sus socios— que había renunciado a la investigación.

Comey testificó la semana pasada que para el 14 de febrero él aún creía que Sessions no se había inhabilitado, pero que creía que iba a hacerlo. Pero según Sessions, él se había inhabilitado de esa investigación dos semanas antes.

También dijo que no está 100% seguro de que Rusia se haya entrometido en la elección, porque únicamente ha leído informes de prensa sobre esto.

MIRA: ¿Está Sessions obstruyendo la investigación al negarse a responder?

3. Sessions hizo un fuerte trabajo protegiendo a Trump y a él mismo

No está claro si Sessions intentó pagar penitencia a Trump luego de que su relación se tensara por las preocupaciones del presidente de que Sessions lo lanzó a la hoguera al haber renunciado a la investigación sobre Rusia, sin embargo hizo un buen trabajo defendiendo la Casa Blanca.

Sessions es el único funcionario de Trump que está grabado, bajo juramento, contrarrestando el testimonio de Comey de la semana pasada.

En particular, Sessions apaciguó el relato de Comey de la reunión que tuvo el 14 de febrero con el presidente, donde Trump supuestamente le dijo que parara la investigación contra el exconsejero de seguridad nacional, Michael Flynn.

Primero, Sessions descartó el reporte de Comey de que él no quería salir de la habitación porque sentía que algo podría estar mal.

“Me fui. No me pareció que fuera un problema mayor. Sabía que el director Comey, que tenía una larga experiencia en el Departamento de Justicia, podría manejar esto por sí mismo”, le dijo Sessions al senador Marco Rubio.

Luego Sessions minimizó el comentario de Comey de que él nunca estuvo solo en la misma habitación con Trump diciendo: “No me dio ningún detalle sobre qué era lo que le preocupaba”.

Más tarde, Sessions criticó directamente a Comey por su testimonio en privado la semana pasada: "Esta es una insinuación secreta que se está filtrando sobre mí, y no me gusta".

La Casa Blanca dice que Trump cree que Sessions hizo “un muy buen trabajo” con su testimonio.

Este martes la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders dijo que el presidente no pudo ver mucho la audiencia, pero “sobre lo que vio y lo que escuchó cree que el secretario de Justicia hizo un muy buen trabajo y en particular fue muy fuerte sobre el punto de que no hubo colusión entre Rusia y la campaña de Trump”.

Sanders confirmó que el presidente entrevistó a Robert Mueller como candidato para director del FBI el día antes de que fuera nombrado como fiscal especial de la investigación federal sobre los lazos de la campaña de Trump con Rusia.

4. Los republicanos en el Senado se alinearon más con Trump con esta audiencia

Cuando Comey testificó, no había nadie en el Senado apoyando a la Casa Blanca sobre la investigación de Rusia, aunque la mitad del panel estaba compuesto de republicanos. Pero esto cambió este martes, con una gran cantidad de republicanos apoyando a Sessions (y a la Casa Blanca).

Esto puede ser porque a ellos no les gustó ver a uno de sus excolegas —Sessions estuvo en el Senado 20 años— bajo el resplandor de la atención nacional.

El senador Tom Cotton, un republicano de Arkansas que frecuentemente ha apoyado a Trump y trabajó con Sessions durante su tiempo en el Senado, le dio una mano y pintó un cómico retrato del supuesto esquema de espionaje.

“¿Alguna vez, en alguna de estas situaciones fantásticas, se enteró de una historia tan ridícula de un senador estadounidense y un embajador de un gobierno extranjero mintieran en un escenario abierto con cientos de otras personas para jugar la mayor travesura de la historia del espionaje?”

Una aparente fractura en el comité parece haber emergido luego de que el jefe Richard Burr dijo que ellos estaban intensamente enfocados en la interferencia de Rusia en la elección y el senador Jim Risco murmuró “no lo parece”.

LEE: Congresista propone ley ‘Covfefe’ para registrar oficialmente los tuits de Trump

5. Los investigadores del Senado no han terminado aún con Sessions

Warner dejó claro en su discurso de apertura que ya estaban planeando llamar nuevamente a Sessions para que fuera interrogado a finales de este año, mucho antes de que él mismo se ofreciera a comparecer ante ellos. Y durante toda la audiencia los legisladores presionaron a Sessions para que les entregara correos electrónicos y otros documentos.

Lo que no está claro es si Trump se verá forzado a invocar el privilegio ejecutivo para evitar que Sessions vuelva a testificar de nuevo, o para que le entregue los documentos que los senadores le pidieron el martes. Sessions citó una política del Departamento de Justicia que bloquea a los funcionarios de testificar sobre discusiones privadas con el presidente.

Burr dejó claro este martes que el director de la Agencia Nacional de Seguridad, Mike Rogers, cumplió la promesa que hizo en el comité de inteligencia Senado y regresó a responder algunas preguntas en privado.

Puede que Sessions no haya hecho esa promesa el martes, pero los legisladores no han acabado con él.

- Liz Landers de CNN contribuyó a este reporte.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all