banner
Noticias

9 cosas extrañas que sucedieron realmente en los años 90

Posted July 21

(CNN) - A medida que crecemos, tendemos a mirar la cultura de las décadas pasadas con una arrogante superioridad. ¿Puedes creer que la gente escuchaba música disco? ¿A quién se le ocurrió que los jeans lavados en ácido eran buena idea? ¿Y qué tal la moda del pelo largo?

Todo bien, salvo que hay un pequeño problema con esto: a menos de que seas de la generación Z (más joven que un milénico), básicamente te estás riendo de tus malas decisiones en la vida. (Sólo espera un poco, generación Z).

LEE: El reto de las organizaciones para retener a la generación Z, los jóvenes que no quieren tener jefes

Los años 90 no fueron la excepción. La década que nos regaló a 'Seinfeld', Tupac Shakur, Britney Spears y una persecución en una camioneta Bronco blanca muy famosa, también estuvo llena de cosas raras. Que en realidad, nos gustan mucho.

Aquí te damos (o recordamos) nueve ejemplos de esas rarezas de los años 90.

1. Tenías que marcar para conectarte a internet... y se demoraba una eternidad

Así eran los computadores en 1996.

Devuélvete al día en que querías “navegar en la superautopista de la información” (es decir, entrar a internet) y debías conectar tu computador de escritorio con un módem que establecía una comunicación por internet a través de tu línea telefónica. El teléfono fijo, por supuesto, no olvides que en ese entonces los celulares no eran lo que son hoy.

Exacto: no podías hablar por teléfono y buscar en internet al mismo tiempo. El conflicto era real.

El proceso, además, se caracterizaba por un ruido muy molesto y crepitante, un chirrido que a veces debías escuchar por varios minutos, mientras la conexión se realizaba con éxito.

Ni siquiera los niños más nostálgicos de los años 90 extrañan hoy tener que marcar un teléfono para conectarse a internet.

2. Las estrellas de rock parecían leñadores

Culpa a Nirvana. A principios de los años 90, los miembros de las bandas de rock en Seattle iban a comprar un café con camisas a cuadros muy holgadas porque vestir prendas ajustadas y apropiadas para cada clima no sería bien visto.

Luego, la escena del rock-grunge se volvió masiva y, de repente, cualquier persona desde Claire Danes hasta tu sobrino, comenzó a vestir camisas así.

Eso tenía sentido si eras, digamos, un estibador en Vancouver. Pero era un poco tonto si eras una estrella adolescente de la televisión. Por fortuna, la moda se extinguió casi por completo hacia el final de los años 90.

3. Una mujer cortó el pene de su marido y lo tiró desde la ventana de su auto

Es en serio. Este no es un titular engañoso. No es una noticia falsa. Es un hecho histórico que sucedió en 1993.

En junio de ese año, en Virginia, una mujer llamada Lorena Bobbitt se cansó de los supuestos abusos y maltratos de su marido y le cercenó el pene con un cuchillo de cocina, mientras él dormía. Después, se montó en su carro con el miembro cortado en la mano y, después de conducir por unas cuadras, lo tiró a un campo.

Lorena Bobbit nació en Ecuador (se llamaba Lorena Gallo) pero se nacionalizó estadounidense.

Los cirujanos luego le volvieron a poner el pene al marido, el soldado John Wayne Bobbitt, en una operación que duró más de 9 horas. Y como si todo eso ya no fuera lo suficientemente raro, el hombre protagonizó luego películas pornográficas. El episodio conmovió al mundo, les dio trabajo durante meses a comediantes y caricaturistas y hasta inspiró un nuevo verbo: Bobbitted (temblar).

4. Nos gustaba la música cursi

Está bien. Se hizo música muy buena en los años 90. Pero también fue la década que nos dejó canciones tan cursis como Achi Breaky Heart, Livin’ La Vida Loca, Who Let the Dogs Out y Mambo No. 5.

Discúlpanos si se te meten de nuevo esas melodías en la cabeza. Y eso que no hablamos de Vanilla Ice.

5. Los hombres se dejaban crecer la barba chivera

Vamos a perdonarle esto a Stevie Ray Vaughan.

Durante varios siglos, los hombres han experimentado con cualquier cambio posible en el vello facial. Pero los años 90 fueron especiales. Por alguna razón, los hombres comenzaron a dejarse crecer pequeños parches de pelo justo debajo de su labio inferior.

Howie Mandel lo hizo. También Chris Gaines, Garth Brooks. Hasta Kevin Costner todavía la lleva.

La moda de la chivera, de hecho, comenzó entre los músicos de jazz en los años 50. ¿Y sabes? En ese momento era algo agradable... lo fue hasta que revivieron esa tendencia.

6. Usábamos buscapersonas (beepers)

Hora de que recuerdes esto (o de que lo sepas, si eres muy joven): antes de que llegaran los celulares, algunas personas usaron buscapersonas, también conocidos como beepers.

Eran unos pequeños aparatos electrónicos que pitaban cuando alguien trataba de localizarte. Si te buscaban, debías actuar como si fueras una persona muy importante y correr al teléfono más cercano que encontraras en la calle para comunicarte con el que te estaba buscando. (Sí, había teléfonos en las calles y funcionaban con monedas).

¡Beep beep! Te llaman los 90.

7. Nos poníamos jeans de tallas ridículamente grandes

Sí, la moda de los pantalones JNCO (por Judge None Choose One o No juzgues, escoge uno) fue breve. Esta atrocidad de los jeans exageradamente anchos hizo que los pantalones bota-campana parecieran jeans ceñidos y eran perfectos si querías, por ejemplo, esconder a una pequeña familia en tu armario.

Menos mal que estas bellezas ya no se ven en las calles.

A pesar del nombre, que pedía que no los juzgaras, recibieron muchas críticas. Las ventas de estos largamente ridiculizados pantalones tuvieron su apogeo en 1998, antes de comenzar a caer. (Aunque GQ dice que están preparando su regreso para este año. ¡Qué alegría!).

8. Pauly Shore era una estrella del cine

Algún día, los futuros historiadores abrirán una cápsula del tiempo enterrada en 1996, verán la película Bio-Dome y se estremecerán de horror, mientras se preguntan cómo fue posible que la sociedad estadounidense no se desmoronara.

Pauly Shore casi nunca tuvo gracia, casi nunca fue divertido. Su carrera en el cine fue muy breve: Encino Man, Son in Law. Y cada película que sacaba ganaba menos dinero que la anterior. En el 2003, expuso su desteñida fama en un falso documental llamado Pauly Shore is Dead (Pauly Shore está muerto). Recaudó 11.000 dólares.

9. Nos preocupamos tontamente por el Y2K

Gracias, programadores de computadores, por salvarnos del fin del mundo.

¿Te acuerdas cuando al final de los 90 nos advirtieron que una falla en la programación del calendario podría hacer que colapsara la World Wide Web (WWW) el 1 de enero del 2000 y sumiría al mundo en el caos?

Los relojes iban a retroceder, los bancos iban a perder los ahorros de la gente, la red eléctrica iba a fallar y los aviones se caerían del cielo.

Hasta Prince profetizó que iba a suceder eso. Pero llegó el año 2000 y... prácticamente no pasó nada. Algunas personas se despertaron el 1 de enero y parecieron incluso disgustadas de que casi todo siguiera igual. Pero oye, alégrate, al menos ya había terminado la década de los 90.

Mira The Nineties (Los noventa) todos los domingos en la noche en CNN.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all