banner
Noticias

22 millones de estadounidenses quedarían sin seguro bajo el proyecto de ley republicano

Posted June 27

(CNNMoney) – El proyecto de ley para reformar el sistema de salud impulsado por los republicanos en el Senado de Estados Unidos dejaría a 22 millones de estadounidenses sin seguro médico para 2026, en comparación al denominado Obamacare que funciona actualmente. Así lo reveló este lunes la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), una entidad que no pertenece a ningún partido.

La tan anticipada cifra responder cuestiones clave sobre el impacto que tendría la polémica legislación del Senado, que se hizo pública el pasado jueves. El análisis también arroja claridad frente a la duda de los republicanos en esa cámara de si votar o no el proyecto de ley a finales de esta semana.

LEE: Obamacare: los republicanos ganaron una batalla en la Cámara, pero ganar la guerra será más difícil

La CBO, además, encontró que la nueva reforma reduciría el déficit en 321.000 millones de dólares durante la próxima década.

La Cámara de Representantes aprobó su versión para revocar el Obamacare en mayo pasado. Esa legislación dejaría a 23 millones de estadounidenses sin seguro médico para 2026, frente a los que actualmente hay en la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, calculó la CBO previamente.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, está insistiendo en que el proyecto se vote esta semana, antes de que los congresistas salgan al receso del 4 de julio. Hay 52 senadores republicanos y McConnell necesita 50 votos a favor para mover la propuesta legislativa en el Senado. Sin embargo, por lo menos cinco republicanos han asegurado públicamente hasta ahora que no pueden avalar la reforma como está planteada actualmente.

Los ahorros más grandes en el proyecto de ley del Senado provienen de la fuerte reducción del gasto federal en el Medicaid, que disminuiría en un 26% para 2026 en comparación a la ley actual. Como el plan de la Cámara de Representantes, la versión del Senado terminaría el financiamiento mejorado para la expansión de Medicaid, aunque a un ritmo más lento, mientras ajusta todo el programa de Medicaid.

El desembolso federal para el Medicaid sería recortado en 772.000 millones durante los próximos 10 años, frente a lo que se gastaría si continúa el Obamacare. Unos 15 millones de estadounidenses menos estarían cubiertos por Medicaid para 2026: una reducción más profunda que la que plantea el proyecto de ley de la Cámara de Representantes.

Además, los senadores también eliminarían las obligaciones que requieren que prácticamente todos los ciudadanos estadounidenses cuenten con cobertura médica, así como las que exigen que las empresas con más de 50 empleados proporcionen beneficios de salud.

Y hay más. La reforma echaría por la borda los impuestos del Obamacare, sobre los ricos, los aseguradores y otros. Estas disposiciones, junto con otras en el proyecto de ley, aumentarían los déficits netos en 541.000 millones de dólares, según la CBO. El más costoso entre ellos: la derogación del impuesto de la inversión neta de 3,8% sobre los estadounidenses ricos, lo que reduciría los ingresos en 172.200 millones de dólares.

Sin embargo, la propuesta legislativa mantendría buena parte de la estructura de subsidios del Obamacare para ayudar a las personas a pagar la cobertura individual, pero la haría menos generosa, particularmente para los inscritos con más edad. El gobierno federal gastaría 424.000 millones de dólares menos en esta estrategia con el proyecto de ley del Senado que con el sistema de salud actual.

La legislación en el Senado también mantendrían más de las regulaciones de seguro del Obamacare que el proyecto de la Cámara, al permitir que las aseguradoras cobren más a las personas de mayor edad que busquen inscribirse.

La versión de los senadores además proporciona fondos para estabilizar el mercado del Obamacare durante los próximos años, incluyendo dinero destinado a un conjunto clave de subsidios para las aseguradoras.

MIRA: ¿Tienen los republicanos suficientes votos en el Senado para reemplazar Obamacare?

La CBO encontró que los recargos probablemente subirán el próximo año y el año siguiente bajo el proyecto de ley del Senado, pero caerían después de eso. En 2020, el recargo promedio para el plan de referencia sería aproximadamente un 30% menor que el de la ley actual, principalmente porque esas políticas cubrirían menos beneficios –y vendrían con deducibles mucho más altos– y porque las aseguradoras recibirían fondos federales diseñados para bajar las tasas.

Para 2026, los recargos promedio serían de aproximadamente un 20% más bajo. La disminución sería menor que en 2020 debido principalmente a una reducción de los fondos federales para la estabilización.

Los afiliados de más edad y de menores ingresos serían los más afectados por el plan del Partido Republicano, según el análisis del CBO. Un hombre de 64 años con un ingreso de 56.800 dólares pagaría 6.800 dólares por un plan plata bajo la ley actual. Pero ese mismo estadounidense pagaría 20.500 dólares por un servicio similar, bajo el proyecto de ley del Senado.

Una persona que gane 26.500 dólares pagaría más por la cobertura bajo la ley del Senado en la edad de 21, 40 y 64 años.

¿Quién, entonces, pagaría menos?

Un joven de 21 años y un adulto de 40 que reciban 56.800 dólares de salario al año.

Además, la CBO determinó que aquellos con ingresos anuales por debajo de la línea de pobreza en los estados que no ampliaron el Medicaid obtendrían grandes subsidios bajo el plan del Senado, a diferencia del Obamacare. Sólo tendrían que pagar unos cuantos cientos de dólares al año por la cobertura. Sin embargo, según los expertos sería poco probable que estas personas compraran el seguro ya que los deducibles les costarían miles de dólares al año.

LEE: Lo que el proyecto republicano cambiaría de Obamacare

En general, los afiliados en el mercado individual tendrían que pagar mucho más por los servicios de salud, particularmente en los estados que buscan exenciones de las regulaciones de seguro del Obamacare. Los subsidios federales estarían ajustados a planes que sólo representan el 58% de los costos, en promedio. Algo aproximadamente comparable a un plan de bronce de la ley actual. Para este año, los planes de bronce tienen deducibles de alrededor de 6.000 dólares.

Pero los subsidios de Obamacare están vinculados a los planes de plata, que cubren alrededor del 70% de los costos y tienen deducibles de alrededor de 3.600 dólares para este año.

El mercado individual sería estable en la mayoría de las áreas del país, bajo el plan del Senado, de acuerdo a lo que proyectó la CBO. Los subsidios de recargo de la legislación y los fondos de estabilización ayudarían a mantener las tasas lo suficientemente bajas como para atraer nuevo inscritos que tengan un buen estado de salud.

Al analizar el proyecto de la Cámara de Representantes, la CBO calculó que el mercado sería estable bajo la ley actual, pero que podría fallar en los estados que buscan exenciones extensas a las reglas de Obamacare.

Un total estimado de 49 millones de personas no estarían aseguradas en 2026 bajo el proyecto de ley del Senado, en comparación a los cerca de 28 millones que carecerían de cobertura bajo la ley actual. Esto revertiría años de ganancias de cobertura bajo el Obamacare.

Jeanne Sahadi, redactora principal de CNNMoney, contribuyó a este informe.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all