banner
Noticias

¿Por qué Trump no califica la masacre de Las Vegas como terrorismo interno?

Posted October 5

(CNN) - En su visita a Las Vegas, el presidente Donald Trump no dijo si el tiroteo perpetrado allí este domingo fue un acto de “terrorismo interno”, uniéndose así a las autoridades que hasta el momento se han negado a usar ese término para describir a la que ya es considerada como la masacre más mortífera en la historia moderna de Estados Unidos.

Trump dijo que el atacante, identificado por las autoridades como Stephen Paddock, era un “hombre enfermo, enloquecido”, pero no respondió a las preguntas de los periodistas en la Casa Blanca sobre si lo que cometió fue un acto de terrorismo interno. Este lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que era “prematuro” juzgar la cuestión, señalando que había una investigación en curso.

LEE: ¿Qué pasó dentro de la suite del atacante de Las Vegas en el Mandalay Bay Hotel?

Del mismo modo, las autoridades policiales rechazaron usar el término. “Primero debemos establecer cuál fue su motivación”, dijo el sheriff del condado de Clark Joseph Lombardo.

Sin embargo, otras personas, como el exastronauta y defensor del control de armas Mark Kelly, son contundentes en su posición. “Esto fue una emboscada, si es que la hubo”, dijo Kelly. “Esto fue terrorismo interno”.

LEE: Gobierno Trump recortaría fondos de programas contra terrorismo interno

Pero el problema es este: no existe un cargo así bajo la ley federal.

¿Qué pasó? Demasiado tarde. Paddock se había suicidado, dejando tras de sí una gran cantidad de preguntas. Entre ellas, ¿por qué? (Crédito: Drew Angerer/Getty Images)

La confusión parece deberse, al menos en parte, al hecho de que Estados Unidos sí incluye una definición legal de “terrorismo interno” –como actos “peligrosos para la vida humana y que parecen dirigidos a intimidar o coaccionar a la población civil” o a influenciar la política o el comportamiento del gobierno–, pero no es un delito penal independiente.

“No existe un crimen llamado terrorismo interno”, dijo el director del FBI Christopher Wray en una audiencia ante el Senado, justo la semana pasada. “Nosotros en el FBI nos referimos a terrorismo interno como categoría pero es más una forma que usamos de asignar a nuestros agentes, qué escuadrón va a trabajar en el caso”.

LEE: ¿Qué pueden hacer los gobiernos para detener el terror?

1 de 17

| Todo inició el pasado jueves, cuando, en algún momento, Stephen Paddock se registró en el Mandalay Bay Resort and Casino, en el corazón de Las Vegas. (Crédito: David Becker/Getty Images)

2 de 17

| Paddock había conducido 128 kilómetros desde su casa en Mesquite, en la frontera entre Nevada y Arizona para perpetrar un acto horroroso por motivaciones que aún no se conocen. (Crédito: ROBYN BECK/AFP/Getty Images)

3 de 17

| El padre de Paddock estuvo en la lista de los más buscados del FBI, pero él, de 64 años, no tenía un récord criminal.

4 de 17

| Sin embargo, logró meter a su habitación de hotel, en el piso 32, 23 armas de fuego, múltiples rifles, y una reserva de municiones. Paddock trajo consigo al hotel más de 10 maletas. (MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

5 de 17

| Entre tanto, al otro lado de la calle se llevaba a cabo un festival de música country de tres días. Las ventanas doradas de la habitación de Paddock le ofrecieron una vista directa del que sería el escenario sangriento del tiroteos más mortales en la historia reciente de EE.UU..

6 de 17

| Entonces, esperó… (Crédito: David Becker/Getty Images)

7 de 17

| El festival Route 91 Harvest presentaba a los grandes talentos de la música country. Durante todo el fin de semana los fanáticos llenaron el lugar bailando, bebiendo y cantando. (Crédito: David Becker/Getty Images)

8 de 17

| Eran las 10 p.m. del domingo 1 de octubre y 22.000 asistentes permanecían en el lugar para finalizar la fiesta con Jason Aldean, encargado del acto final. Así se veían los asistentes al festival el día 2, casi 24 horas antes del mortal ataque.

9 de 17

| Desde el piso 32 del hotel, Paddock reventó dos ventanas de su habitación con un martillo: una en el frente y otra en la esquina. Luego eligió un arma, apuntó a los espectadores del concierto, y abrió fuego indiscriminadamente. (Crédito: MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

10 de 17

| Durante pocos segundos, nadie pareció reaccionar. El riff inicial de la canción de Aldean ‘When she says baby’ acababa de terminar cuando el sonido de un arma automática retumbó en el lugar. (Crédito: Mindy Small/Filmmagic Via Getty Images)

11 de 17

| No fue sino hasta la tercera línea —que decía ‘Some days I'd rather be a no show’ (Algunos días preferiría no venir)— que Aldean se dio cuenta de que algo aterrador estaba sucediendo. Entonces salió del escenario.

12 de 17

| Durante los próximos 10 o 15 minutos, el pánico se apoderó de los 22.000 asistentes. Se apresuraron a cubrirse y se ocultaron bajo las gradas. David Becker/Getty Images)

13 de 17

| Algunos saltaron sobre las cercas y protegieron a sus seres queridos con sus propios cuerpos. (Crédito: Getty Images)

14 de 17

| Mientras tanto un equipo SWAT revisaba metódicamente cada piso del Mandalay Bay Hotel. El equipo de seguridad revisó el piso 29, el 30, el 31. “Estoy dentro del Mandalay Bay en el piso 31 y puedo escuchar el sonido de un rifle automático viniendo del piso de arriba”, dijo uno del equipo por el radio. “Un piso arriba de nosotros”.

15 de 17

| El equipo SWAT subió al piso 32. Paddock les disparó a los policías través de la puerta. Ellos pararon. Estaban a punto de abrir la puerta. Pero entonces era demasiado tarde... (Crédito: MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

16 de 17

| ¿Qué pasó? Demasiado tarde. Paddock se había suicidado, dejando tras de sí una gran cantidad de preguntas. Entre ellas, ¿por qué? (Crédito: Drew Angerer/Getty Images)

17 de 17

| El horroroso saldo final: al menos 59 muertos y más de 520 heridos.

Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva)Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)Haz clic aquí para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)

El analista legal de CNN Page Pate dice que el Congreso también tiene responsabilidad por el uso coloquial del término.

“El problema es que el Congreso define terrorismo interno en el código penal, pero no existen sanciones penales”, explica Pate.

El efecto práctico de esto es que en muchos casos los atacantes terminan siendo acusados de otros crímenes, como uso de armas de destrucción masiva, para el caso de Timothy McVeigh, el hombre que en 1995 puso la bomba en la ciudad de Oklahoma, que mató a 168 personas y dejó a casi 700 más heridas.

Pero la falta de un cargo formal de terrorismo interno no ha detenido a algunos legisladores, a expertos legales y a otros de cuestionarse si esas etiquetas siguen siendo importantes.

LEE: El terrorismo de hoy no comenzó el 11 de septiembre, comenzó en los noventa

El senador republicano Ron Johnson, presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado, le preguntó a Wray la semana pasada si el FBI toma la amenaza de casos terroristas relacionados con ISIS “con menos seriedad” que los actos cometidos por supremacistas blancos, o si notaba alguna diferencia en las decisiones de las acusaciones que se hacían en ambos casos.

LEE: ¿Por qué ha aceptado Estados Unidos, silenciosamente, la ira de los hombres blancos?

“No, no lo hacemos”, dijo Wray. “Puede haber razones por las cuales es más simple, más fácil, más rápido, menos intenso en el uso de recursos e igual puedes obtener una larga sentencia con algunos de los otros delitos (...) Y así, incluso aunque ustedes no lo vean, desde su puesto, como un delito de terrorismo interno, hay muchos casos de terrorismo interno que simplemente son tratados bajo otros delitos penales”.

Elizabeth Landers, de CNN, contribuyó con este informe.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all