banner
Noticias

¿Podrá el Congreso superar la política y aprobar la ayuda para los damnificados por Harvey?

Posted September 1

Nota del editor: El exrepresentante estadounidense Steve Israel, demócrata de Nueva York, es un novelista político y colaborador de CNN. Su próximo libro, Big Guns, será publicado en abril. Las opiniones en este artículo son de su propia responsabilidad.

(CNN) - Ahora, incluso los huracanes están contaminados por la hipocresía en Washington.

En octubre de 2012, el huracán Sandy devastó el noreste de Estados Unidos. Las casas fueron arrancadas de sus cimientos, los tejados salieron volando y se perdieron vidas y negocios. Partes de mi distrito congresional y nuestras comunidades vecinas parecían haber sido golpeadas por bombas "bunker buster".

Nunca me olvidaré de recorrer barrios que parecían nunca recuperarse y asegurarle a la gente que lo había perdido todo que su gobierno proporcionaría los recursos necesarios para la reconstrucción.

Después de la tormenta, el gobierno de Barack Obama propuso un proyecto de ley de emergencia de 60.400 millones de dólares para financiar los esfuerzos de recuperación, apoyado tanto por los demócratas como por los republicanos. Tradicionalmente, el Congreso deja de lado las posturas políticas cuando la catástrofe golpea. Esto no es simplemente porque es lo correcto, si no porque es el interés nacional. Las comunidades afectadas por el desastre son un golpe para la economía en general.

LEE: ¿Qué tan grave es Harvey comparado con otros devastadores huracanes?

Nuestra suposición era que el paquete del alivio para esos afectados por Sandy sería aprobado rápidamente y abrumadoramente. Pero esa suposición fue descarrilada por la realidad del estancamiento de Washington. Aprendimos que lo único más devastador que un desastre natural es la fuerza del partidismo obstruccionista.

Un bote ayuda en las labores de rescate en una calle inundada de Houston, el 28 de agosto.

Dirigidos por el senador por Texas Ted Cruz, y a pesar de las súplicas bipartidistas de los funcionarios electos en el terreno en las áreas devastadas por la tormenta, los conservadores de la Cámara y el Senado trataron de matar el paquete de asistencia de emergencia.

Nos quedamos impactados. Muchos miembros del Congreso, cuyos distritos habían sido devastados por el viento y el agua de Sandy, habían apoyado en el pasado el alivio a estados lejanos golpeados por los tornados y la sequía. Ahora, algunas de las mismas personas que aceptaron felizmente el alivio federal para sus electores se negaron a apoyar la asistencia para los nuestros.

1 de 10

| La movilidad en Houston está seriamente afectada por el impacto de Harvey. La autopista 10 registra cierres intermitentes. En las salidas de esta vía se observan vehículos abandonados y bajo el agua. Algunos residentes han regresado a sus carros para recoger sus pertenencias. (Crédito: Michael Roa)

2 de 10

| Houston es de las zonas más afectadas por el paso de Harvey. (Crédito: Michael Roa)

3 de 10

| Harvey, que ahora es una tormenta tropical, trajo billones de galones de lluvias sobre Texas. (Crédito: Michael Roa)

4 de 10

| Se cree que Harvey traerá al menos unos 30 centímetros más de lluvia. (Crédito: Michael Roa)

5 de 10

| Un grupo de personas busca la forma de llegar a las casas de sus familiares. Muchos temen ir a los refugios y prefieren quedarse en sus casas inundadas. (Crédito: Michael Roa)

6 de 10

| José es una de las personas que regresó a la vía para recuperar lo que había en su auto. (Crédito: Michael Roa)

7 de 10

| Las inundaciones en Houston y otros lugares en Texas han sido calificadas como "catastróficas". (Crédito: Michael Roa)

8 de 10

| Mark Ocosta y su bebé Aubrey Ocosta descansan en un refugio en Houston. (Joe Raedle/Getty Images)

9 de 10

| Miles de personas han sido evacuadas en Houston y miles más están ahora en refugios. (MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

10 de 10

| HOUSTON, TX - AUGUST 29: A volunteer carries a woman whose home was impacted by severe flooding following Hurricane Harvey in north Houston August 29, 2017 in Houston, Texas. Parts of southeast Texas have received more than 40 inches of rain since Harvey made landfall on Friday, with more torrential rain expected the next several days. (Photo by Win McNamee/Getty Images)

Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva)Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)Haz clic aquí para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)

Sus objeciones iban desde criticar elementos del paquete como derrochadores e innecesarios hasta afirmar una ideología de que el gobierno federal no debía rescatar a las comunidades locales.

Pero realmente, en mi opinión, todo esto se trató de anotar puntos en un ambiente estilo Tea Party donde simplemente no se podía llegar lo suficientemente lejos.

LEE: Harvey provoca inundaciones "catastróficas" en el sur de Texas

En ese momento, preguntamos qué pasaría cuando necesitaran nuestros votos para las crisis en sus estados nativos y les prometimos que cuando sus aguas subieran, se rompieran sus diques y sus hogares y empresas fueran demolidos, plantearíamos los mismos argumentos que ellos estaban poniendo sobre la mesa. Estaban impasibles.

(Crédito: Getty Images)

Tal vez su sentido de absolutismo moral los convenció de que alguna intervención divina los salvaría. O tal vez sabían que no tendríamos las agallas de hacerles lo que nos hicieron.

El proyecto de ley finalmente pasó cuando el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el líder de la minoría de la Cámara, Nancy Pelosi, trabajaron juntos para encontrar 218 votos. Sesenta y siete miembros de la Cámara de Representantes votaron negativamente, entre ellos 20 tejanos que aún están en el Congreso.

Ahora, las tormentas han golpeado los distritos de muchas de esas mismas personas. Ellos son los "Delegados del Castigo", "castigo" por haberse opuesto a la asistencia que ahora necesitan. En política, siempre hay un día de recuento, cuando las puntuaciones se establecen y los desaires se devuelven.

LEE: ¿Cuánto le costará Harvey a EE.UU.? Ya es uno de los desastres naturales más costosos de la historia

Pero al final, sospecho que mis antiguos colegas harán sus puntos sin castigar a la gente que importa: los estadounidenses en Texas que han perdido tanto. El congresista por Long Island Peter King lo puso de una mejor manera: "Un mal giro no se devuelve con otro".

Tal vez esos obstruccionistas estaban correctos en el pasado al calcular que no tendríamos las agallas para corresponder al votar "no" cuando necesitaban nuestro apoyo. Tal vez mis antiguos colegas no tienen las agallas. Pero tienen corazones. Y la mayoría de ellos no quieren un ojo por ojo.

Es lo que los hace diferentes, y francamente, mejores.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all