Noticias

¿Podría Puerto Rico convertirse en el estado 51 de EE.UU.? Todo lo que debes saber

Posted June 13

(CNN) - ¿Podría Puerto Rico convertirse en el estado número 51 de EE.UU.? Esa es la pregunta que los puertorriqueños que votaron abrumadoramente por la opción de convertirse en estado este fin de semana. Hay algunas cosas para considerar, sin embargo: sólo el 23% de los ciudadanos elegibles votaron, y, bueno, hay un montón de trámites burocráticos en el camino para convertirse en un estado.

Esto es lo que tendría que pasar:

¿Qué es exactamente Puerto Rico para Estados Unidos?

Puerto Rico es oficialmente una Comunidad de Estados Unidos. La isla quedó bajo el control estadounidense en 1898 después de la guerra hispanoamericana, pero no fue sino hasta 1952 cuando Puerto Rico y Estados Unidos aprobaron oficialmente una ley federal que la convertía en un Estado Libre Asociado.

Como residentes de una comunidad de Estados Unidos, los puertorriqueños:

– Tienen su propia constitución

– Tienen su propio gobernador

– Solamente pagan impuestos sobre el trabajo realizado dentro de Estados Unidos

– Pagan el Seguro Social y por tener acceso a Medicare y Medicaid, pero no a otros programas gubernamentales

– No tienen voto en el Congreso de Estados Unidos

– Pueden votar en las elecciones primarias presidenciales, pero no en las elecciones presidenciales

– Son ciudadanos estadounidenses nacidos naturalmente

También vale la pena señalar que hay un millón más de puertorriqueños que viven en el continente de los Estados Unidos que los que viven en Puerto Rico.

¿Por qué algunos puertorriqueños quieren una estadidad?

Después de las elecciones de este fin de semana, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo que los votantes "reclamaban [su] igualdad de derechos como ciudadanos estadounidenses".

Sin embargo, es más profundo que eso. Puerto Rico se encuentra en una crisis económica. El Estado Libre Asociado solicitó la bancarrota municipal en mayo, y está en deuda por 70 mil millones a varios acreedores. La pobreza es desenfrenada, el desempleo es alto – 11.5% – y los partidarios de la estadidad, incluyendo Rosselló, dicen que la medida podría impulsar la economía de Puerto Rico.

Esto está lejos de ser la primera vez que la cuestión de la estadidad se ha planteado al pueblo puertorriqueño, y no siempre ha sido tan popular. Votaciones se llevaron a cabo en 1967, 1991, 1993, 1998 y 2012. El referéndum de 2012 fue la primera vez que el voto popular giró en favor del estado. Dado que estos votos eran referendos no vinculantes, no se debía tomar ninguna medida y, de hecho, no se tomó ninguna acción.

En ese momento, los analistas políticos dijeron que la votación de 2012 no necesariamente indicaba un deseo abrumador por convertirse en estado, sino más bien un deseo abrumador de un cambio de estatus en general, ya fuera la estadidad, la independencia o alguna otra solución.

¿Cómo podrían llegar a ser un estado?

Es la decisión del Congreso. Para convertirse en el estado número 51, el Congreso tendría que aprobar un estatuto para admitir Puerto Rico como un estado, y las conversaciones alrededor de esa posibilidad han estado sucediendo obviamente por décadas.

Las generalidades de este proceso se encuentran en la cláusula de "Estados Nuevos" de la Constitución de Estados Unidos. Cada estado después de las 13 colonias originales ha sido admitido bajo esta directiva.

Artículo IV, Sección 3, Cláusula 1 de la Constitución de los Estados Unidos

"Nuevos estados pueden ser admitidos por el Congreso en esta Unión, pero no se formarán ni erigirán nuevos estados dentro de la Jurisdicción de ningún otro estado ni ningún estado formado por la unión de dos o más estados o partes de estados sin el consentimiento de las legislaturas de los estados interesados, así como del Congreso".

Después de la votación, Rosselló dijo en una declaración que visitará pronto Washington y que abogará por su condición de estado. Sin embargo, las cifras de la elección pueden ahogar su argumento.

¿Por qué la participación fue tan baja?

A primera vista, puede parecer que la estatidad tuvo una victoria con el voto de este fin de semana. Sin embargo, los números cuentan una historia diferente. Según la Comisión Electoral del Estado, 518.000 personas votaron, lo que representa el 23% de los votantes elegibles. A modo de comparación, en 2012, 1,8 millones de personas votaron, lo que representó una participación del 77,5%. Así que aunque el voto estatal "ganó", 300.000 personas menos votaron por esa opción este año que en 2012.

¿Por qué la baja participación? Antes de las elecciones, los partidos de oposición alentaron a los ciudadanos a abstenerse de votar, diciendo que la elección fue "manipulada" debido a la forma en la que se redactó la boleta.

Una versión anterior de la boleta electoral fue rechazada por los funcionarios federales en abril porque no ofrecía una opción para que los votantes indicaran que querían que Puerto Rico permaneciera siendo un Estado Libre Asociado. Además, el Departamento de Justicia señaló que la versión anterior de la boleta era "potencialmente engañosa" porque implicaba que la condición de estado era la "única opción" para que los puertorriqueños ganaran la ciudadanía estadounidense (de hecho, los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses de nacimiento). La votación fue revisada después de estas críticas, pero el escepticismo en Puerto Rico se mantuvo.

¿Qué pasa después?

Una vez más, esta última votación fue un "referéndum no vinculante", por lo que nada realmente tiene que suceder a continuación. Pero ahora habrá otra votación en octubre. Se trata de convencer al Congreso, así que si la participación es mejor y el apoyo sigue siendo alto, los líderes puertorriqueños y los partidarios de la estadidad tendrán un caso aún más fuerte para presentar ante el Congreso.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all