banner
Noticias

‘Hombre cohete’: la frase que Trump le robó a Elton John para comportarse como un papá que quiere ser divertido

Posted September 20

Nota del editor: Michael D'Antonio es el autor del libro "Never Enough: Donald Trump and the Pursuit of Success" [Nunca es suficiente: Donald Trump y su búsqueda del éxito] (St. Martin's Press). Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas.

(CNN) - ¿Qué harías si tienes un lema sencillo –como, digamos, “¡Estás despedido!”– y necesitas algo fresco y resonante para mantener el interés del público? Si eres el presidente Donald Trump, tomas prestado el título de una canción de Elton John –"Rocket man" (Hombre cohete)– y comienzas a usarlo como apodo del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, aunque no tiene ningún sentido y te hace sonar como un papá raro que está tratando de ser divertido.

El primer intento de Trump por lanzar el apodo del “hombre cohete” se dio en Twitter, cuando anunció que había hablado con el presidente Moon Jae-in, de Corea del Sur, y le preguntó “cómo iba el hombre cohete” pues “se están formando largas filas en las gasolineras de Corea del Norte”.

Luego, usó ese apodo en su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, este martes, diciendo que “el hombre cohete está en una misión suicida”.

LEE: El domingo de Trump en Twitter: 'golpea' a Clinton y llama 'hombre cohete' a Kim Jong-un

Kim Jong-un.

Como el experto en marcas que es, el presidente entendió que el primer uso que le había dado a esa frase necesitaba un poco más de elaboración. Se aseguró de que supiéramos que el hombre cohete es el líder norcoreano y dedujo que su viejo amigo, el presidente Moon, estaba feliz de bromear sobre la situación que pone a su país entre dos líderes erráticos que podrían declararse la guerra, con lo cual podría morir un gran número de personas.

El hecho de que el enfrentamiento entre Trump y Kim Jong-un no sea un asunto chistoso, no es lo suficientemente serio como para persuadir al presidente de que renuncie a robarse un título atractivo. Tampoco parece que Trump esté molesto por el hecho de que el uso que le da a esa frase sea ilógico y, tal vez, un poco elogioso.

LEE: ¿Qué pasa si Kim Jong-un ataca? 5 claves sobre Corea del Norte

El hombre cohete de la canción de Elton John era un intrépido explorador espacial. Kim Jong-un es un tirano asesino. Y está tan obsesionado con el poder que tal vez disfrute ser asociado, en la mente del presidente Trump, con el poder fálico de un misil. ¿No podría Trump haber encontrado una forma más denigrante de referirse a Kim? Si quería quedarse con Elton John, hubiera sido mejor que le dijera “pequeño bailarín”.

Además de no tener sentido, el uso que el presidente le da a la frase “Hombre cohete” viola la propiedad intelectual del cantante (uno pensaría que un experto en bienes raíces sabe de derechos de propiedad) y probablemente irrite a Elton John políticamente. Cuando el tristemente famoso Anthony Scaramucci dijo que John podría actuar en la posesión, Sir Elton respondió que de ninguna manera tocaría para Trump.

LEE: Las expresiones más importantes del primer discurso de Trump en la ONU

Hubo una época en que ambos estaban en buenos términos, según la revista W: John tocó en el matrimonio de Trump y Melania, y Trump felicitó al cantante y a su pareja cuando el Reino Unido aprobó las uniones civiles entre homosexuales.

Reconocido por su activismo en nombre de los derechos de la comunidad homosexual, sin duda que John está afectado por la intención de Trump de expulsar a las personas transgénero del Ejército de EE.UU. y por su oposición a proteger a los homosexuales bajo la Ley sobre Derechos Civiles.

John había dicho antes que Trump “marginalizará a la gente; ya lo está haciendo” y le pidió a Trump que dejara de usar su música en sus mítines de campaña.

Sin embargo, si crees que el interés de Trump en la música de John es nuevo, estás equivocado. Hace años, según una pieza de BBC, Trump dijo que John, Frank Sinatra y Tony Bennett eran sus cantantes favoritos. También ha elogiado, entre otros, a Eminem, Lady Gaga y el grupo de reggae Toots and the Maytals. Ninguno de esos artistas tocó en la posesión, pero Trump si logró enganchar no al Rocket Man sino a Las Rockettes, en el Radio City Music Hall.

A Trump parece que también le gustan los Rolling Stones, o al menos su famosa canción "You Can't Always Get What You Want”. Aunque los Stones se opusieron, y la letra de la canción parece ser absolutamente contradictoria con alguien que persigue cualquier meta, Trump utilizó esa canción en sus mítines de campaña.

LEE: Trump en la ONU: "El hombre cohete está en una misión suicida"

Para los diplomáticos de Naciones Unidas, el discurso sobre el hombre cohete ofreció un vistazo del Trump que ya conocen los estadounidenses. Reclama el crédito por cosas con las que tiene que ver muy poco, como la recuperación económica que comenzó hace años, bajo la presidencia de Barack Obama. Y alardea sobre el poder militar de la nación de una forma que avergonzaría a cualquiera que crea que un país realmente poderoso puede caminar suavemente mientras carga un gran garrote.

Además, en la torpe y burda apropiación que Trump hizo del trabajo de Sir Elton John hay una dulce ironía escondida. Como alguien que niega categóricamente los hechos del cambio climático, y la forma en que pone en peligro al mundo, Trump tiene algo en común con la personalidad del personaje de la canción de John, que es enviado a Marte mientras dice: “Y toda esta ciencia, yo no la entiendo”.

Comments

Please with your WRAL.com account to comment on this story. You also will need a Facebook account to comment.

Oldest First
View all